La organización de Santiago Abascal interpuesto un escrito luego de que el Tribunal Supremo desestimó la querella contra Ábalos. En la misiva, el área jurídica del partido solicita que se detenga la destrucción de las grabaciones del aeropuerto de Madrid.

La Vicesecretaría Nacional Jurídica de Vox, dirigida por Marta Castro, se dirigió al Juzgado de Instrucción número 31 para solicitar como diligencia la conservación de estas grabaciones: “unos vídeos que ni el Gobierno, alegando motivos de seguridad nacional, ni el Consejo de Transparencia, han querido hacer públicos.”

En el caso de que exista una futura sentencia estimatoria del recurso de amparo, no podría continuarse el procedimiento penal que se sigue ante este Juzgado -de Instrucción número 31-, puesto que se destruiría una evidencia esencial en la investigación de los posibles delitos denunciados”, advirtió la vicesecretaria Jurídica Nacional de Vox.