VOX contra el «globalismo» de la Agenda 2030

Santiago Abascal ha presentado la bautizada como Agenda España, una respuesta al «globalismo» de la Agenda 2030, y sus alianzas con los conservadores europeos y de Iberoamérica.

Por Redacción TLP
Separatistas violentos intentan boicotear un acto del Vox en Barcelona España

Soberanía, patria, familia, tradición, unidad. Estos son algunos de los términos que han entroncado Viva 21, el multitudinario mitin con el que Vox ha mostrado su fuerza este fin de semana en Madrid ante más de 20.000 personas, con la izquierda y el PP como principales objetivos.

Santiago Abascal ha presentado la bautizada como Agenda España, una respuesta al «globalismo» de la Agenda 2030, y sus alianzas con los conservadores europeos y de Iberoamérica.

Durante su discurso, Santiago Abascal ha dejado claro que los españoles no están obligados a elegir entre la agenda de Sánchez y la agenda de Casado, ya que ambas son idénticas, y tienen como referencia a la Agenda 2030, impuesta por la izquierda.

Frente a esta agenda siniestra y elitista que pretende decir cómo se tiene que pensar y qué se tiene que comer, Abascal ha presentado la Agenda España que tiene como fin solucionar los problemas reales de los españoles: una agenda centrada en el trabajo estable, las familias fuertes y la prosperidad de todos los españoles. La Agenda España, además, nace de la responsabilidad histórica que tienen los españoles, de preservar la herencia imperecedera de España.

Abascal, que ha cerrado a mediodía la particular convención celebrada durante el fin de semana en Ifema, ha utilizado el ideario más duro del partido, apelando a los sentimientos y a la movilización de los jóvenes con temas como la inmigración, la unidad de España, la familia, la ley de eutanasia o la ideología de género como banderas. Ha tenido para todos, desde Pedro Sánchez a los «burócratas de Bruselas», pasando por supuesto por Pablo Casado. «No llegará a ningún Gobierno, porque a los españoles no se les puede mentir», ha espetado.

Agenda España

La Agenda España es un compendio de propuestas en torno a 20 preceptos como la igualdad, la unidad de España, el empleo, la educación, el acceso a la vivienda, el sistema productivo en España, la seguridad y la defensa, las políticas migratorias, la ecología, la despolitizacióm de la justica, la España rural, la libertad de expresión, la familia o las relaciones con la UE e Iberoamérica. «Es una respuesta a las agendas globalistas que pretenden la destrucción de las clases medias, la liquidación de la soberanía de las naciones y el ataque a la familia, la vida y las raíces comunes de Occidente. El porvenir de nuestra patria depende de que seamos capaces de robustecer los vínculos que nos unen, preservar nuestra identidad nacional y cuidar las libertades amenazadas por los nuevos totalitarismos y la inmigración ilegal masiva», ha detallado Abascal.

Así, la formación defiende una España «sin fronteras internas» como garantía de la igualdad y la unidad y ahonda en las reivindicaciones clásica del partido: la recuperación de las competencias por el Estado, la supresión de las policías autonómicas o la derogación de las leyes de violencia de género y Memoria Histórica y la ilegalización de los partidos separatistas.

Vox reivindica también una subida de los salarios a costa de una reducción de las cargas sobre las empresas y aboga por un modelo de educación que dote a los padres de libertad para educar a sus hijos sin adoctrinamientos. Además, en este decálogo plantea medidas para garantizar el acceso a la vivienda y la protección «real y efectiva a los propietarios que sufren la acción de las mafias de ocupación o la entrada ilegal de un intruso en su vivienda».

La Agenda España trata igualmente la producción nacional, donde censura la «normativa asfixiante» a las empresas españolas, con un modelo que establezca la imposición de aranceles y barreras a la entrada de productos del exterior. Vox hace también una defensa a ultranza del mundo rural y, en la línea de una moción reciente registrada en el Congreso, exige «frenar la estigmatización de alimentos que únicamente responde a motivos ideológicos».

Para proteger a la familia, a formación propone la creación de un Ministerio de Familia y aprobar incentivos a la maternidad. Respecto a la salud, reclama eliminar del sistema público intervenciones para cambio de sexo, denuncia la responsabilidad de China en la pandemia del Covid-19 y sugiere un aumento del gasto sanitario y la reducción de las listas de espera o un plan de salud mental. «Cultura de la vida frente a quienes defienden la cultura de la muerte», señalan, en clara alusión al aborto y la ley de eutanasia.

El control de las fronteras ocupa un papel capital. Como ha venido defendiendo el partido en los últimos meses, especialmente tras la crisis vivida en Mayo, Vox quiere un despliegue militar en las fronteras con Marruecos, la expulsión de todos los inmigrantes ilegales y el cierre de mezquitas fundamentalistas. «Una Nación fuerte necesita de fronteras como una casa necesita de puertas, y son los nacionales ejerciendo su soberanía los que deben elegir su modelo de sociedad», expone la Agenda España.

Alianzas

El Viva 21, que se ha celebrado entre el sábado y el domingo, ha contado también con las intervenciones de Javier Ortega Smith José Antonio Ortega Lara. Pero uno de los puntos fuertes de la cita ha sido la visita de Giorgia Meloni y André Ventura, líderes de los partidos más escorados a la derecha en Italia y Portugal, respectivamente. Ambos han hecho un encendido discurso en los mismos términos que Abascal, con el patriotismo y la «amenaza» de la izquierda para la identidad de los pueblos. «En esta batalla no estáis solos», ha dicho Meloni, del partido Fratelli d’Italia, etiquetado como el nuevo fascismo por sus adversarios.

Junto a ellos, aunque no presencialmente, han dado sendos mensajes otros líderes conservadores de Europa, como Viktor Orban o Mateusz Morawiecki, presidentes de Hungría y Polonia. También representantes y líderes en Argentina, Bolivia, Estados Unidos o Perú, como Keiko Fujimori. Todos, en el marco de la denominada Carta de Madrid, una declaración para combatir a la extrema izquierda en Iberoamérica y responder a los postulados y la influencia del Foro de Sao Paulo y la Carta de Puebla, impulsadas por figuras como Fidel Castro, Lula da Silva o Evo Morales.

Deja un Comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

TE PODRÍA INTERESAR