La violencia en Colombia se recrudece con el pasar de los días.

Desde el pasado 28 de abril Colombia ha vivido fuertes jornadas de violencia con el llamado paro nacional que ha hecho grupos pro izquierda, y a medida pasan los días tienen menos gente apoyando las protestas, pero se han tornado cada vez más violentas, destructivas y peligrosas.

La ciudad de Bucaramanga, capital del departamento de Santander, fue protagonista este fin de semana de esos actos vandálicos, cuando un grupo de manifestantes vandalizaron cinco entidades bancarias.

Los medios locales reportaron que los manifestantes también agredieron a los policías del Centro de Atención Inmediata (CAI) las Palmas, de la capital del departamento de Santander.

En un video subido en la web de Caracol Radio se puede ver a los manifestantes agrediendo con varios objetos a la sede del CAI y a los uniformados que ahí se encontraban prestando servicio.

En sus ansías destructivas, los atacantes también le prendieron fuego a un bus de la Metrolínea que llevaba pasajeros a bordo.

Panorama de violencia en otras ciudades del país

Con el pasar de los días la violencia se recrudece más en las principales ciudades del país, en el caso de la ciudad de Medellín, en algunos sectores han dañado todos los semáforos e incluso quemaron la estación Universidad del sistema de MetroPlus del Metro.

Mientras tanto, en la ciudad de Popayán, capital del departamento del Cauca, hubo fuerte choques entre la policía y manifestantes que salieron a las calles a exigir respuestas al procedimiento del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) contra una joven menor de edad, quien luego de su detención se quitara la vida.

La joven de 17 años dijo que había sido agredida sexualmente por los efectivos durante su detención, sin embargo videos que han salido a la luz pública muestran cómo los funcionarios tuvieron que forcejear con la menor que se oponía con todas sus fuerzas a la detención.

Los efectivos tuvieron que agarrarla cada uno por una extremidad para poder llevarla a la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía, donde ingresó a las 9:10 de la noche. estuvo acompañada por funcionarios de Infancia y Adolescencia y antes de las 11:00 de esa misma noche fue entregada a su abuela, de acuerdo con la minuta de ingreso y salida, revela la prensa.

El proceso de detención habría sido grabado por representantes de grupos de derechos humanos, que narraban el complejo momento. La joven señalaba que el pantalón se le había bajado, ante lo cual, los funcionarios se detenían para que ella misma se arreglara su vestimenta y luego seguían luchando por llevarla ante la Fiscalía

En el intento de control de las protestas desatadas por esa detención, hubo más denuncias del uso excesivo de la fuerza por parte de los funcionarios.

Una de las escenas más fuertes fue cuando desde una tanqueta embistió contra algunos manifestantes y algunos de ellos resultaron heridos de gravedad.

Los manifestantes trataban de quemar la Fiscalía en ese momento.

La capital colombiana no se queda atrás

En la ciudad de Bogotá no se quedaron atrás, a altas horas de la noche manifestante intentaron vandalizar un CAI de la policía, lo cual generó enfrentamientos entre ambos grupos, causando una congestión vehicular en la zona.

También se presentaron enfrentamientos en algunos sectores como el 20 julio, América, Portal de Suba y Soacha.