Venezuela: La Independencia del Zulia

El 28 de enero de 1821 el Ayuntamiento de la Provincia de Maracaibo reunido en cabildo abierto en la Sala Consistorial con su presidente, regidores, sindico, procurador y secretario, declara la independencia del Imperio Español, pero su soberana libertad no duran más que líneas, ya que se une a sus vecinos bajo la denominación de República de Colombia creada en Angostura, siendo la primera provincia en hacerlo de forma autónomamente. La emancipación zuliana fue muy corta, como la reciente Declaración de Independencia de Cataluña en 2017 de solo 56 segundos (suspendida por el mismo ex-presidente de la Generalitat, Carlos Puigdemont).

El 28 de enero de 1821 el Ayuntamiento de la Provincia de Maracaibo reunido en cabildo abierto en la Sala Consistorial con su presidente, regidores, sindico, procurador y secretario, declara la independencia del Imperio Español, pero su soberana libertad no duran más que líneas, ya que se une a sus vecinos bajo la denominación de República de Colombia creada en Angostura, siendo la primera provincia en hacerlo de forma autónomamente. La emancipación zuliana fue muy corta, como la reciente Declaración de Independencia de Cataluña en 2017 de solo 56 segundos (suspendida por el mismo ex-presidente de la Generalitat, Carlos Puigdemont).

El Congreso de Cúcuta cuatro meses luego de esa transcendental decisión de autodeterminación de la provincia de Maracaibo, crea el Departamento del Zulia, cambiándole así inmediatamente el nombre. Después de la disolución de la Gran Colombia en 1830, pasa a formar parte del Estado de Venezuela.

La Liberación de Maracaibo, clave para la independencia de Venezuela

Luego de que el Zulia tomara la primera decisión política de importancia hace 200 años, Miguel de La Torre declara roto el armisticio firmado por Bolívar y Morillo el 26 de noviembre de 1820 en Trujillo, en el que suspendía la guerra por seis meses. Entre marzo y abril de 1821 se reanudan las hostilidades entre los patriotas y realistas, comienza así la campaña de Carabobo, esa batalla se da el 24 de junio de 1821, aunque no sella la independencia, es muy importante para alcanzarla plenamente.

Maracaibo sufre las consecuencias de clamar la libertad. Francisco Tomás Morales entra en la ciudad el 7 de septiembre de 1822 (el último Capitán General de Venezuela), luego de vencer a Castelli cerca del Rio Limón. La ocupación de Maracaibo por parte de Morales tiene como desenlace la muerte de Francisco Delgado (gobernador de la provincia) y su hermano Nepomuceno y la heroína Ana María Campo.

Después de nueve meses de lucha se da la gran Batalla Naval del Lago de Maracaibo el 24 de julio de 1823, donde la flota patriota al mando del Almirante de la República José Prudencio Padilla vence a los realistas, sellando así finalmente la independencia de Venezuela.

Acción del Castillo de Maracaibo (oleo de José María Espinosa 1840)

La actualidad

Hoy en día el Zulia está bajo la dictadura de Nicolas Maduro, quien mantiene como gobernador del Estado a Omar Prieto, desde el 10 diciembre de 2017, luego de unas elecciones no reconocidas por la comunidad internacional y la oposición del país. Prieto está sancionado por la Unión Europea, por “su papel en actos y decisiones que atentan contra la democracia y el estado de derecho en el país y como consecuencia de graves violaciones de derechos humanos”, también tiene esas mismas medidas por parte del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos “por estar involucrados en corrupción y en bloqueo de entrada de ayuda humanitaria”.

Los líderes de la oposición zuliana están muy lejos de poseer el espirito libertario de nuestros compatriotas de 1821, con su política de apaciguamiento frente al dominio socialista, son la oposición que la corona española hace 200 habría querido tener. Los hermanos Guanipa no tienen esas ideas de libertad, que los hermanos Delgado llegaron a tener y que dieron paso a declarar libre e independiente a la Provincia de Maracaibo, fundamental para el proceso de independencia de Venezuela.

Juan Pablo Guanipa, es el actual Primer Vicepresidente de la Asamblea Nacional (del 2015), fue electo gobernador del estado Zulia en 2017 en unas cuestionadas elecciones de mandatarios regionales, ya que fue convocada por la Asamblea Nacional Constituyente, sin reconocimiento de la comunidad internacional y rechazada en la Consulta Nacional de 16 de julio de 2017, pero Guanipa no ejerció ya que no juramentó ante la desconocida instancia. Su hermano Tomás Guanipa es el embajador del Gobierno Interino de Venezuela en Colombia, sustituyendo a Humberto Calderón Berti luego de que éste cuestionara el manejo de fondos por parte del interinato en la fallida operación en Cúcuta, donde debía entrar la ayuda humanitaria a Venezuela el 23 de enero de 2009.

El Zulia necesita rescatar la soberana libertad que costó mucho a nuestros patriotas hace dos siglos atrás. Recuperar nuestras libertades, es acabar con los males actuales: narcotráfico, terrorismo internacional, mafias locales, corrupción sin límites, ausencia total de democracia y justicia. Como hace 200 años, levantar la bandera de la Libertad en Maracaibo servirá para la liberación de Venezuela.