Rusia rechaza la inminente extradición de Álex Saab

Por Dayana López
Rusia rechaza extradición a EEUU de Álex Saab

Rusia rechazó una eventual extradición a EEUU de Álex Saab, señalado de ser presunto testaferro del dictador venezolano Nicolás Maduro,  quien tiene un proceso abierto en su contra en ese país por presunto lavado de dinero, entre otros delitos.

El líder ruso, Vladimir Putin, se refirió a la decisión de la administración de Joe Biden como supuestas acciones ilegales para extraditar a Saab, a quien la dictadura de Maduro también respalda y en insistentes comunicados desde la cancillería chavista defiende.

El Kremlin usa como argumento para rechazar la decisión que el presunto testaferro del tirano venezolano habría sido un «enviado especial de Maduro» cuando fue detenido el pasado 12 de junio de 2020 en Cabo verde, un archipiélago de África occidental.

«Nos gustaría llamar la atención sobre la atroz situación en torno al Enviado Especial venezolano Alex Saab, quien en junio de 2020, a pesar de su pasaporte diplomático, fue detenido a solicitud de extradición a Estados Unidos durante el aterrizaje técnico de su avión en Cabo Verde», describe el comunicado de la cancillería rusa.

Sin embargo, los fiscales estadounidenses negaron que el empresario colombiano goce de inmunidad diplomática, ya que es considerado por la justicia de EEUU como un fugitivo.

Las autoridades fiscales del Distrito Sur de la Florida han reiterado en diferentes oportunidades que el régimen nunca le había notificado que Saab fuese miembro de alguna misión diplomática.

Comunismo en Rusia rechaza extradición a EEUU del presunto testaferro de Maduro Álex Saab

Putin pide a Cabo Verde la liberación del presunto testaferro de Nicolás Maduro / Foto: EU

Por ello, advirtieron que «si un juez le concede una moción de desestimación por encima de la orden que lo califica como un fugitivo, podría permitirle a Maduro hacer estos nombramientos diplomáticos a otros acusados de diferentes delitos por la justicia de EEUU».

Acusaciones graves

Saab es señalado de tener una amplia red de narcotráfico, lavado de dinero de hasta $350 millones estadounidenses que habría obtenido a través del sistema de control cambiario en Venezuela.

También es tildado como presunto testaferro de Maduro con los negocios hechos con los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), un programa populista que el régimen usa para controlar al pueblo que se le hace imposible adquirir alimentos con el salario mínimo.

El empresario colombiano era uno de los contratistas que importaba alimentos con «contratos sobrevaluados». 

A propósito de conocerse su extradición en los próximos días, en un posible escenario, Saab, bajo presión ante un juez en EEUU, podría terminar negociando con la justicia estadounidense y revelando secretos para reducir su sentencia. 

Una confesión confirmaría una trama de corrupción en Venezuela como nunca antes había existido en la historia, lo que generaría una cadena de extradiciones y juicios a líderes de la cúpula chavista. 

Saab está preso en Cabo Verde desde hace más de un año, tiempo en el que ha dado una intensa batalla legal y diplomática para tratar de impedir que la justicia del país africano lo entregue a EEUU, nación que le solicita en extradición para que responda por varias acusaciones.

TE PODRÍA INTERESAR