Inseguridad

El hampa impone su dictadura de balas y terror por encima del régimen de Maduro

El director de la policía científica del régimen venezolano, Douglas Rico, hizo una revelación sorprendente para cualquier cuerpo policial respetuoso de la ley, anunció que iniciarán un proceso de diálogo con el poderoso grupo hamponil liderado por Carlos Luis Revete, alias “El Coqui”, un sanguinario delincuente dueño absoluto de la Cota 905, una de las más peligrosas, violentas e importantes barriadas de Caracas, desde donde planifica secuestros, robos, extorsiones y hasta cierres de la capital. "Está, en este momento, un proceso de conversación con esta organización criminal para que, en principio, depongan su actitud y entreguen las armas”, explicó Rico, al referirse a la banda liderada por "El Coqui”. Aunque hubo quienes dudaban de esas declaraciones y llegaron a pensar que se trataba de una fake news o un chiste de funcionario, la realidad es que el régimen de Maduro le tiembla a "El Coqui"; con él no hay bravuconadas, dejan de ser feroces tigres y se convierten en dóciles gatitos. Sí, ese mismo régimen que ataca a manifestantes, asesina a jóvenes estudiantes, somete a profesores, encarcela a miles de ciudadanos solo por pensar distinto y que ha sometido al hambre a millones, delante de "El Coqui" trata de ser prudente y de pedir amablemente cambien de actitud. El Coqui está en las alturas de su poder de fuego Mientras tanto, en lo más alto de la Cota 905, El Coqui observa como se mueven los temerosos habitantes de la capital venezolana, mientras abraza su poderoso lanzacohetes antitanque AT4 color verde. Lea también: 110 bandas

Venezuela: aumentan casos de extorsión a comerciantes

  Empresarios venezolanos son extorsionados por violentas bandas criminales que les amenazan con armas de guerra. Aunque este tipo de hechos no son nuevos, en los últimos meses se han registrado con mayor frecuencia, tanto que ya hasta los propios delincuentes difunden sus amenazas en videos por redes sociales. Estos grupos criminales se han fortalecido en medio de la crisis económica de Venezuela que mantiene en la pobreza al 80% de la población, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida de la Población Venezolana (Encovi). Sus actuaciones van desde extorsión, ataques con granadas, secuestros, torturas y asesinatos. Toda la población está en riesgo ante las actuaciones de estas bandas criminales que mantienen el control de diversas zonas. El fin de semana en el estado Lara un grupo de hombres armados amenazaron con arremeter contra el empresario Pablo Colmenares y su familia, si no pagaba la cuota que le estaban solicitando. https://twitter.com/vgarridos/status/1350518033832415232 Estos hechos se repiten en toda Venezuela, pero en la zona de Caracas, Zulia y el oriente del país es donde se han conocido más casos últimamente. Aparte de las extorsiones, siguen conociéndose nuevos casos de secuestros, aunque los familiares tratan de no difundirlo por exigencia de los delincuentes. Desde junio de 2020, Diego Gil y su socio Germán González, dos productores de cacao, se encuentran desaparecidos, sin que las autoridades hayan logrado tener información sobre su paradero. Ambos se trasladaban desde la ciudad de Caracas hasta la región de Barlovento, vía hacia el oriente del país. Germán González y Diego Gil hoy cumplen 200 días

México: ola de violencia en Guanajuato por “tolerante” política de López Obrador

  La ola de violencia que se vive en Guanajuato, una histórica y próspera región en el centronorte de México, ha alcanzado niveles extremos, sin que las autoridades logren detener las masacres y los enfrentamientos entre bandas rivales. Solo en las primeras semanas de enero ya se suman varios ataques de bandas organizadas que hacen temer a los ciudadanos que este año se repetirá el patrón de 2019 y 2020, que cerraron con 3.400 y 4.190 muertes, respectivamente. El promedio de muertes diarias no baja de 9,3 personas, mientras el de masacres se ubica en 1 cada 18 días, dejando en zozobra a los ciudadanos de la región. Esto ya no es una novedad para los habitantes porque en los primeros 11 días del año, según el informe diario publicado por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), se acumularon 119 víctimas de homicidio doloso en el estado. Las primeras masacres de 2021 El domingo pasado ocurrió un acto de violencia que consternó a los habitantes de la región: una familia entera, incluyendo una bebé, fue asesinada a tiros de una familia entera. Los asesinos, además, incendiaron la casa de las víctimas. Y este no es el único caso registrado, también se conoció el asesinato de un diputado local y pre-candidato a la alcaldía del municipio de Juventino Rosas. Además, en los últimos días hubo un enfrentamiento en medio de un operativo policial que buscaba acabar con el narcotráfico, pero esa red es tan fuerte en la región que es casi imposible terminarla con pequeños planes

110 bandas criminales operan en Venezuela

  La violencia y la deficiencia de los organismos policiales han abierto el camino a cruentas y macabras bandas criminales que, mostrándose como los "salvadores" del barrio, están tomando el control de zonas vulnerables de Venezuela, tal como sucedía en Colombia en la época de Pablo Escobar. Esta "apropiación" de espacios por parte de los grupos delictivos ha aumentado el clima de tensión en los sectores populares, debido a las "guerras" que se registran por arrebatarle la zona al rival. Hasta el momento el número de bandas en Venezuela es 110 y cada año irá aumentando si no hay un control. Hoy es tanto el poder de las bandas criminales que la cárcel es como un hotel para ellos, salen cuando quieren y están en proceso de expandir sus operaciones más allá de las fronteras. Ya se escuchan que sus integrantes buscan “trabajos” en Colombia, Perú, Brasil. Zonas de paz   Los cuerpos policiales tendrían que estar formados para defender en todo momento a la sociedad de los criminales, pero eso cambió en 2013 cuando el régimen se sentó a dialogar con esos grupos y llegó a acuerdos de paz. El entonces viceministro del Interior, José Vicente Rangel Ávalos, luego de reunirse con alrededor de 280 bandas, fue quien anunció públicamente la creación de los llamados "territorios de paz" Esa acción, vendida como la mejor política pública para promover la seguridad, fue justamente lo que le permitió a los grupos criminales ganar más poder, pues desde ese momento los funcionarios no podían entrar a realizar operativos y

Violencia entre bandas criminales aumenta la inseguridad en Venezuela

  La capital de Venezuela se ha transformado en una tierra sin ley, donde los delincuentes y altos mandos de bandas criminales se dan el lujo de sitiar a los ciudadanos y paralizar a media Caracas cada vez que lo desean. Ya no son extraños los violentos enfrentamientos entre bandas rivales o las operaciones policiales de grupos comando que, tal cual película de acción, bajan en cuerdas por edificios, disparan desde azoteas o llegan en columnas de 100 hombres para ingresar en una zona. El pum, pum, pum, pum de las ráfagas y el silbido de una bala cuando pasa cerca, son sonidos que resultan familiares para muchos caraqueños que de inmediato saben que es el momento de protegerse debajo de la cama, en un closet o en el baño, lo importante es evitar ser alcanzados por balas perdidas. Esas escenas casi cotidianas de terror jamás fueron imaginadas por los venezolanos hace dos décadas. La principal razón por la que los ciudadanos votaron por el chavismo en 1998 fue para acabar con la inseguridad. la mayoría creyó que si un militar llegaba al poder, éste tendría mano dura con la delincuencia y Venezuela volvería a ser un paraíso para vivir. Sin embago, pronto quedó defraudado el sueño de tener nuevamente ese país maravilloso y cálido que recibió a millones de latinoamericanos y europeos que migraban de sus tierras en busca de una mayor seguridad personal, infraestructuras modernas, eficientes servicios públicos, buen nivel de generación de empleo, oportunidades para emprender y tener empresas,