Evo Morales archivos | THE LATAM POST

Evo Morales

Jeanine Áñez: la presa política del revanchismo socialista boliviano

Jeanine Áñez, la mujer fuerte de Bolivia, la misma que tuvo la valentía de tomar las riendas de un país que temblaba en la ebullición política de un vacío de poder dejado por un Evo Morales huidizo y acobardado ante el fuego y las metrallas de las protestas, cumplió un mes tras las rejas de la prisión de Miraflores, como presa política del gobierno socialista de Luis Arce. Hoy todo ha cambiado diametralmente, el MAS (Movimiento al Socialismo) ganó unas elecciones precisamente convocadas por Áñez; y el presidente electo, tal vez sintiendo las fauces rabiosas cocaleras de Evo Morales, decidió utilizar a la exmandataria como el instrumento idóneo de sus venganzas ante un irreal Golpe de Estado. Para ello, utilizaron la artillería manida de acusaciones muy propias del vocabulario político de la venganza, la retaliación del poder ante quienes piensen distinto, la excusa leguleya para enviar a prisión y a la tortura a quienes les dé la gana: terrorista, traidor a la patria, y cualquier otro invento pseudo legal. Áñez asumió el poder a fines de 2019 después de la profunda crisis desatada tras las controvertidas elecciones del 20 de octubre que llevó a la dimisión de Evo Morales. La renuncia de Morales se produjo en medio de violentas protestas y acusaciones de fraude, y después de que el comandante de las Fuerzas Armadas de Bolivia, general Williams Kaliman, sugiriera al mandatario que se apartara para desbloquear la crisis política. La persecución política ha comenzado. El MAS ha decidido volver a los estilos de la dictadura. Una pena

Bolivia: Detenido por corrupción un ministro del gobierno socialista de Luis Arce

Un nuevo ministro del gobierno socialista de Luis Arce termina metido en un escándalo de corrupción. Esta vez se trata de Edwin Characayo, ministro de Desarrollo Rural y Tierras, quien fue detenido "in fraganti" por la policía boliviana. La detención fue realizada en una transitada vía de La Paz, cuando el ministro recibía 20.000 dólares presuntamente de sobornos para favorecer a particulares a la dotación y saneamiento de tierras. Hemos aprehendido al ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Edwin Characayo, por la comisión de varios delitos en flagrancia como cohecho, coacción, beneficios en razón del cargo, al haber recibido de más de 20.000 dólares para favorecer a un sector", detalló el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo. Por su aparte, el presidente boliviano, Luis Arce, repudió el hecho y manifestó en su cuenta de Twitter que el ministro "será sometido a la justicia como corresponde". Cumplimos con el mandato del pueblo. Nuestro gobierno no encubrirá la corrupción venga de quien venga. El señor Edwin Characayo fue aprehendido y será sometido a la justicia como corresponde. — Luis Arce Catacora (Lucho Arce) (@LuchoXBolivia) April 14, 2021 El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, explicó que efectivos policiales detuvieron a Characayo cuando en horas de la noche recibía el monto de dinero en una transitada avenida de la ciudad de La Paz. Las pruebas lo condenan La autoridad mostró como respaldo al seguimiento que se le estaba haciendo a la operación controlada, fotografías de lo que ocurrió en ese momento y el dinero decomisado. Contaba con toda una red de

ONU verifica en prisión boliviana estado de salud de Jeanine Áñez

Luego de varias conversaciones entre el gobierno de Bolivia y representantes de la Organización de Naciones Unidas, el presidente Luis Arce accedió a que una delegación de la ONU visite a la exmandataria Jeanine Áñez en la cárcel de Miraflores, en La Paz, para constatar su estado de salud. El director de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, confirmó en una entrevista concedida a un medio local que la visita se coordinó para que la Delegación de Naciones Unidas sostuvieran una conversación en privado con la exmandataria, sentenciada a cumplir seis meses de "detención preventiva" por un presunto "Golpe de Estado" contra Evo Morales, quien en realidad renunció a la presidencia en medio de un escándalo de fraude tras 14 años en el poder. Lea también: EEUU exige liberación de expresidente boliviana Jeanine Áñez Crisis hipertensiva superada La semana pasado, la expresidente fue sometida a una revisión médica, que determinó que la crisis hipertensiva que sufrió tras su detención, que llevó su presión hasta 190/120, cuando lo normal es 120/80, no tuvo consecuencias para su corazón, pero tiene una infección que debe ser tratada con urgencia. El director Limpias resaltó que Régimen Penitenciario sigue todas las recomendaciones de los organismos internacionales para cuidar la salud de la exmandataria, y reafirmó que su estado se mantiene “estable”. Sin embargo, no explicó por qué durante semanas mantuvieron a la exmandataria sin la debida atención a su salud y por qué la trasladaron de una prisión a otra bajo engaño, asegurando que iría a una clínica para que la atendieran,

Bolivia: escoltas de Morales se visten con uniformes del régimen chavista

Un escándalo ha estallado en Bolivia luego de que Evo Morales llegará a la plaza San Francisco escoltado por un grupo de hombres vestidos como las fuerza militares del régimen de Nicolás Maduro. Estos hechos se presentaron en la ciudad de la Paz, en un acto de celebración por el 26 aniversario del partido Movimiento Al Socalismo (MAS), donde el exmandatario hizo acto de presencia. Automáticamente el ministro de Defensa, Eduardo Novillo, señaló que no se trataba de personal enviado por el régimen de Nicolás Maduro, agregando que son jóvenes locales que tienen afinidad con el gobierno de Venezolano. “Son jóvenes voluntarios de nuestra sociedad civil, que se organizaron para proteger la seguridad del exmandatario y que tienen cercanía ideológica con el gobierno de Venezuela”, señaló el jefe de la cartera de Defensa. La explicación no convenció a la opinión pública No obstante, la explicación dada por el Ministro no terminó de convencer, ya que los escoltas no llevaban camisetas de Chávez o de Maduro, sino que estaban vestidos con camisetas negras que tenía bordado en la parte de la espalda el escudo del Grupo de Acciones de Comando (GAC) y la palabra "Comando". Los acompañantes también portaban gorras con las iniciales de ese grupo y la bandera del país suramericano estampadas de un costado. Al ser consultado por el diario El Deber, el ministro agregó que los jóvenes se habían mandado hacer ese vestuario para trabajar como si fueran escoltas y hacen un trabajo de apoyo al expresidente Morales. Por su parte, el vicepresidente de MAS, Gerardo

Expresidente Jeanine Áñez sigue delicada de salud y su familia pide que le permitan visita médica

La expresidente boliviana Jeanine Áñez continúa “inapetente” y delicada de salud por la crisis hipertensiva que sufrió y ahora su familia intenta tramitar el ingreso de un médico particular al penal de Miraflores para evaluar su estado salud, informó este lunes el abogado Luis Guillén. La exmandataria se encuentra recluida en la cárcel de Miraflores desde la madrugada del sábado, centro de reclusión al que fue trasladada bajo el engaño de que sería llevada a una clínica para que evaluaran su cuadro hipertensivo. “Se encuentra inapetente; toda esta tensión, todo este cambio de la presión arterial que ha ido teniendo en el transcurso de estos días está teniendo una reacción en su estómago que está haciendo que no esté pudiendo comer”, dijo el jurista a la prensa local. En ese sentido, el abogado aseguró que todavía la exgobernante se encuentra con la salud delicada y por eso, precisamente, se buscará el ingreso de un médico de confianza de su familia al centro penitenciario. Hoy estamos haciendo una solicitud para que pueda ingresar un médico particular que sea de la confianza de la familia a efectos de que pueda decirnos cuál es justamente el estado de salud de la exmandataria”, señaló. La expresidenta fue aprehendida en horas de la madrugada del 13 de marzo su casa, de donde fue sacada en pijama y contra su voluntad por decenas de hombres armados del gobierno de Arce y luego trasladada a la ciudad de La Paz, para imputarle los presuntos delitos de terrorismo, sedición y conspiración por su

Crece repudio contra Evo Morales tras detención de Jeanine Áñez

Crece el repudio en Bolivia contra el exmandatario socialista Evo Morales tras la detención y acusación a Jeanine Áñez, expresidente interina, de haber participado en 2019 en un supuesto golpe de Estado contra el líder cocalero, quien en ese momento renunció a su cargo y huyó del país. La situación de tensión generada con el encarcelamiento a Áñez ha llevado a los bolivianos a protagonizar varios hechos de rechazo contra Morales, quien ahora se muestra víctima de un supuesto complot para derrocarlo en 2019, versión que sostiene soslayando que organizaciones internacionales encontraron en ese momento muestras de irregularidades en las elecciones, ante lo que Morales no quiso responder a la justicia. El nivel de repudio quedó demostrado cuando el exmandatario visitó la ciudad de Monteagudo, departamento de Chuquisaca, durante la tarde de este jueves 18 de marzo. La presencia de Morales en el aeropuerto de la ciudad generó reacciones negativas por parte de los residentes, quienes aprovecharon la oportunidad para lanzarle huevos y gritarle en su cara "cobarde". Medios locales reseñaron que el grupo de personas intentó impedir el paso de la caravana donde se trasladaba el líder del Movimiento Al Socialismo (MAS). Los residentes de Monteagudo portaban pancartas y lo acusaban de “pedófilo” y “violador”; esto en referencia a unas denuncias por supuesto abuso sexual, trata y tráfico de personas realizadas el año pasado. Lea también: Evo Morales: el expresidente boliviano que ha sido acusado por terrorismo, estupro y trata de personas La visita del expresidente a Monteagudo formó parte de las actividades de su

OEA enviará a la CPI información sobre presuntos crímenes de lesa humanidad en Bolivia

La Organización de Estados Americanos (OEA) anunció que enviará a la Corte Penal Internacional (CPI) información sobre presuntos crímenes de lesa humanidad en Bolivia durante el último mandato del expresidente boliviano, Evo Morales. En un comunicado, la OEA destacó el rol cumplido por la Misión de Observación Electoral (MOE) como invitada por Morales en 2019 y rechazó las amenazas del gobierno de Luis Arce. La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) desmintió los contenidos y repudió el tono represivo y amenazante del comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores boliviano emitido el día de ayer, así como el afán de personalizar en Luis Almagro decisiones y posiciones institucionales de la Secretaría General. Los aspectos más resaltantes del comunicado de la OEA a Bolivia: Reafirma necesidad de dar justicia y debida reparación a las víctimas y a los familiares de las víctimas de todos los actos de violencia, violaciones de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad ocurridos en Bolivia desde octubre de 2019 en adelante. Juicios justos, creíbles e imparciales teniendo en cuenta informes del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas que señalaban durante el gobierno de Evo Morales que “El Comité reitera sus anteriores observaciones finales (CCPR/C/79/Add.74, párr. 19) y observa con preocupación que persisten los informes según los cuales las injerencias políticas y la corrupción en el sistema judicial son generalizadas.” Persistencia de acciones de cooptación de la justicia boliviana ya señaladas públicamente cuando la OEA observó las elecciones del Poder Judicial en el país, que parecen

Bolivia: cuatro meses de prisión preventiva para ex presidenta Jeanine Áñez y sus exministros

El Juzgado de instrucción en lo penal Regina Santa Cruz dictó prisión preventiva de cuatro meses para la expresidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, en un penal en La Paz, al igual que para dos de los exministros de su gobierno: Álvaro Coímbra, de Justicia, y Rodrigo Guzmán, de Energía. La presidente interina, quien en la crisis de 2019 asumió el cargo porque era la parlamentaria a la que le correspondía constitucionalmente esa responsabilidad ante la ausencia del presidente y del vicepresidente -quienes habían huido del país para no someterse a la justicia- estará recluida en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes mientras que los exministros interinos permanecerán detenidos en la cárcel de San Pedro. Lea también: La UE califica de preocupante detención de Jeanine Áñez en Bolivia Tanto Áñez, como Coimbra y Guzmán han sido acusados de cometer delitos de "sedición, terrorismo y conspiración" en 2019 contra el expresidente socialista Evo Morales, quien en ese momento renunció al poder en un largo mensaje transmitido por radio y televisión, huyó del país para evadir la justicia y ahora que su partido volvió a ganar las elecciones, regresó a Bolivia argumentando que se había marchado porque le habrían dado un golpe de Estado. Aunque la Fiscalía había solicitado inicialmente seis meses de detención preventiva, la juez aprobó solo cuatro meses. Lea también: Sánchez Berzain: detención de Jeannine Añez es un punto de quiebre para Bolivia Tras la captura de Áñez, expresidentes e importantes dirigentes de la oposición denunciaron una persecución política alegando un falso

Evo Morales: el expresidente boliviano que ha sido acusado por terrorismo, estupro y trata de personas

El líder cocalero, Evo Morales, no es ajeno a los juicios, ya que en su historia como líder del partido Movimiento al Socialismo (MAS), ha recibido una serie de acusaciones en los tribunales bolivianos. Evo, como comúnmente se le conoce, llegó al poder en 2006 sobre una plataforma política de cultivadores de coca y se convirtió en el primer presidente indígena en ocupar la presidencia de Bolivia, hoy junto al presidente Luis Arce, son las cabezas visibles de una serie de acusaciones que se le hacen a la expresidenta Jeanine Áñez. Algunas de esas causas aún se mantienen en estrados de las cortes del país, otras no presentan avances importantes y un par, posiblemente las más altisonantes, han sido rechazadas después de la elección del actual presidente Luis Arce, por supuestos errores en los procedimientos y violaciones de sus derechos. Terrorismo y sedición en medio de la convulsión Esta fue una de las primeras acusaciones que se abrió contra el ex jefe de Estado tras su renuncia el 10 de noviembre de 2019 bajo un supuesto “Golpe de Estado” que hoy esgrimen en contra de la expresidenta Jeanine Áñez. En la imputación, emitida por la Comisión de Fiscales Anticorrupción, se inscribe que Morales coordinó con el dirigente cocalero Faustino Yucra el bloqueo de alimentos y cerco a ciudades durante los conflictos de noviembre de 2019. Un audio es la principal prueba, en el que supuestamente Morales para ese momento exiliado en México, pedía a Faustino Yucra, detener el ingreso de alimentos y organizar bloqueos de carreteras en

Bolivia: Detenida expresidenta Jeanine Áñez por funcionarios del gobierno socialista de Arce

En horas de la madrugada funcionarios del gobierno socialista de Luis Arce detuvieron a la expresidenta boliviana, Jeanine Áñez, lo cual desató indignación en una parte de la oposición ante el evidente acto de retaliación. La persecución política alegando un falso "Golpe de Estado" es uno de los principales elementos denunciados por expresidentes e importantes dirigentes de la oposición, enfatizando que estas acciones ponen en riesgo el orden constitucional en Bolivia. Estamos en un proceso de persecución política peor que en las dictaduras”, alertó en su cuenta de Twitter Carlos Mesa, quien presidió Bolivia entre 2003 y 2005. Estamos en un proceso de persecución política peor que en las dictaduras. Se ejecuta contra quienes defendieron la democracia y la libertad en 2019. El poder judicial y la fiscalía masistas son el martillo ejecutor. Los autores del FRAUDE, se amnistían y pretenden ser víctimas — Carlos D. Mesa Gisbert (@carlosdmesag) March 12, 2021 En otro tuit, el también exvicepresidente denunció “el comienzo de un proceso de persecución política, basado en la invención de un ‘caso de sedición y golpe de Estado’”. Criminalización de la sucesión constitucional democrática Esas son las imputaciones contra Áñez, que gobernó Bolivia de manera interina entre el 12 de noviembre de 2019, tras la renuncia de Evo Morales, y el 8 de noviembre de 2020, cuando asumió Arce. En concreto, “sedición, terrorismo y conspiración” son los cargos en su contra. "Luis Arce criminaliza la sucesión constitucional democrática, arrestando a Jeanine Áñez, quien asumió el mando después del fraude, la renuncia y la fuga de Evo (Morales).