Capitalismo archivos | THE LATAM POST

Capitalismo

EL CAPITALISMO | SEGUNDA PARTE | CRITICAS

Hola a todos. En nuestro vídeo y articulo anterior hicimos un intento por describir el sistema capitalista, en esta ocasión, vamos a ver cuáles son las principales críticas que se le hacen a este sistema de producción. Los reparos más serios al capitalismo han provenido de los académicos socialistas del siglo XIX, quienes reciclaron las ideas que habían surgido, sobre todo, en la Inglaterra de William Thompson y en la Francia de Sismondi. Entre aquellos se destacaron Proudhon, Rodbertus (quien fue el padre espiritual del socialismo científico moderno, pero quien no alcanzó fama por no escribir para las masas), el elocuente Fernando Lasalle y el gran sistematizador: Karl Marx. Basados en la idea de los economistas clásicos de que los bienes son valiosos por el trabajo puesto en su producción, la crítica del socialismo consistió, a grandes rasgos, en acusar al capitalismo de impedir que los trabajadores pudieran apropiarse de la totalidad de los rendimientos de sus esfuerzos, debido a que, al capitalista, es decir, al dueño de los factores de producción, le estaba legitimado usurpar, por gracia de la propiedad privada, una parte de los frutos del trabajo de sus empleados. A esta teoría se le conoció como La teoría de la explotación. Adicionalmente, se ha presupuesto desde los griegos, que el hombre libre en busca de ganancias se envilece y tiende a pasar por encima de los demás para conseguir sus intereses. Contemporáneamente, al capitalismo también se le ha achacado ser el causante de grandes desigualdades sociales, especialmente, en lo que tiene que ver

¿Qué es el socialismo?

Solemos escuchar a las personas decir: "EL CAPITALISTA ESE", "EL SOCIALISTA ESE", pero ¿saben realmente los colombianos y latinoamericanos, lo que el capitalismo y el socialismo significan? Ya en la entrega pasada hablamos sobre el capitalismo, en este artículo y video vamos a hablar de lo que es el socialismo. El socialismo es un sistema con el que se pretende que el Estado se apropie de los medios de producción para dirigir la economía desde unas oficinas centrales, las que normalmente están a cargo de un partido político o de un caudillo, y distribuir la riqueza igualitariamente entre todos los miembros de la población. Al menos, esta es la definición de lo que en la teoría se conoce como el socialismo real. Esta idea de dejar la producción de bienes y servicios en manos del gobierno fue llevada al extremo en la Unión Soviética y fracasó. Estos hechos, en lugar de meternos en la cabeza que el socialismo es un sistema equivocado, mutó, y, desde entonces, el Estado permite que los particulares creen la riqueza, para luego redistribuirla de forma equitativa, pues se piensa que los mercados son muy buenos en la tarea de crearla, pero muy malos a la hora de redistribuirla. A esto algunos autores le han llamado el socialismo del siglo XXI o la Tercera vía, otros lo identifican con el neoliberalismo, otros continúan llamando a esta variación del socialismo, capitalismo, muy equivocado, en nuestra opinión. Pero del capitalismo nos ocuparemos en otro artículo. Hablemos sobre la primera característica del

¿Qué es el capitalismo? | Parte I

Hoy hablaremos del capitalismo, el sistema económico antagonista a la planificación centralizada. De forma general, el capitalismo puede entenderse como un sistema económico en el que los medios de producción se poseen privadamente y sus usos están definidos por sus propietarios por medio de contratos que los individuos libremente suscriben. En el sistema capitalista, las personas revelan sus preferencias a través de los intercambios y, de la competencia por comprar lo más barato y de vender lo más alto que se pueda, nacen los precios. Los precios son de importancia capital dentro del sistema capitalista, pues concentran una gran cantidad de información que guía la toma de decisiones de los individuos en su intento de mejorar su bienestar. A efectos de evitar confundir capitalismo con los significados de mercado o de economía de mercado, es importante aclarar que, contemporáneamente, el capitalismo tiene unas características distintivas: Hay lugar a la inversión y a un mercado de capitales La producción y el consumo ocurre en masa y gira en torno a grandes compañías de propiedad de millones de accionistas y que son dirigidas, en su mayoría, por administradores profesionales. Los empresarios cumplen los roles fundamentales de encontrar nuevas oportunidades de ganancia y de innovar, lo que trae como consecuencia la coordinación entre la oferta y la demanda. Los contratos entre empleadores y trabajadores tienden a ser flexibles y a corto plazo, a diferencia de los contratos en la antigüedad y a excepción de los de los artistas destacados y de los deportistas de élite, por