Buenos Gerentes

¿Qué diferencia a los buenos gerentes?

Los gerentes son los principales responsables de la administración de los recursos de una empresa. Dentro de esos recursos, el más importante a administrar es, sin duda, el capital humano, pues provee las habilidades, conocimientos y experiencia necesarias para la ejecución exitosa de las labores y el cumplimiento de las metas empresariales. En ese sentido, la forma en la que los gerentes manejan al recurso humano impacta directamente en el nivel de compromiso, retención y rendimiento del personal. Por tanto, las empresas deberían buscar contar solo con los mejores gerentes disponibles. Entonces, surge la pregunta: ¿qué diferencia a un buen gerente de uno promedio? Los buenos gerentes guían y facilitan, no hacen micromanagement Los gerentes promedio tienden a hacer micromanagement, es decir, observan y controlan muy de cerca el trabajo de su personal, haciendo énfasis constante en los más mínimos detalles. Si bien las intenciones de estos gerentes pueden ser buenas, los resultados de su estilo de dirección son nefastos: generan un ambiente de desconfianza que destruye la motivación del equipo y reducen la autonomía de los empleados, limitándolos a seguir instrucciones, mermando así su creatividad y potencial de crecimiento. Por otro lado, los buenos gerentes actúan como guías y facilitadores. En lugar de controlar excesivamente a sus empleados, los capacitan y luego les delegan responsabilidades, generando confianza en el personal y brindándoles espacio para crecer y empoderarse. Además, estos líderes construyen ambientes en los que pueden resolver dudas, aconsejar a sus colaboradores, dar soporte e incluso recibir sugerencias de ellos, creando así un