Se prolonga cierre de fronteras de Colombia con Venezuela
Se mantiene el cierre de fronteras de Colombia con Venezuela

El cierre de la frontera de Colombia con Venezuela se prolongará por los altos niveles de contagio de la pandemia de COVID-19 que se registran en el país suramericano.

A finales de febrero, el presidente Iván Duque había decidido prorrogar el cierre de sus fronteras terrestres y fluviales hasta el próximo 1 de junio, a fin de evitar la propagación del virus.

Colombia, con 50 millones de habitantes, cerró sus fronteras el pasado 17 de marzo de 2020, cuando comenzó la pandemia.

Tenemos que actuar con responsabilidad, no desconociendo que esta es una frontera que se ha caracterizado por ser una frontera viva, pero también que tengamos esa prudencia, porque no queremos vivir en esta región situaciones como las que se están presentando en el hermano país», explicó Duque durante una visita al departamento de Norte de Santander, en la frontera con Venezuela.

Con la medida se espera frenar momentáneamente la inmensa migración de venezolanos, que huyen de la crisis humanitaria compleja en la que el socialismo ha sumergido a Venezuela.

De los 5 millones de venezolanos que han salido de su país en los últimos años, 1.,7 millones se encuentran en Colombia y las autoridades prevén que al reabrirse la frontera la cifra pueda superar los 2 millones.

Colombia es el país que más venezolanos ha recibido a lo largo de las tres olas migratorias que han tenido los venezolanos en menos de una década.

Una de las razones por las que la cifra puede aumentar es debido a que la administración de Duque les concederá un estatuto de protección temporal por 10 años a los migrantes que pasaron por los controles migratorios.

Colombia registra más de 2,6 millones de personas infectadas por COVID-19 y 67.199 han muerto a causa de la enfermedad.

El Gobierno ha aplicado 3,3 millones de dosis de vacunas contra el virus. Duque espera inmunizar al 70% de la población durante 2021 y alcanzar la inmunidad colectiva.

Incertidumbre por ausencias de vacunas

Entretanto, al otro lado, líderes de la oposición venezolana han denunciado que el régimen no ha vacunado ni al 5% de la población.

Además señalan a la dictadura de esconder las verdaderas cifras de muertes y contagios por COVID-19.

Como se recordará, Venezuela solo ha recibido 100.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V, las cuales llegaron el pasado 13 de marzo para inmunizar a las filas oficialistas y al personal médico.

Hasta la fecha, se desconoce la cifra exacta de especialistas vacunados.

Por su parte, la OPS informó en febrero pasado que el país suramericano tenía reservadas de 1,4 a 2,4 millones de vacunas con la fórmula de Astrazeneca a través del mecanismo de la ONU: Covax.

Sin embargo, advirtió que la dictadura debía cancelar un adelanto de 18 millones de dólares, sino corría el riesgo de perder las dosis.

Por ello, el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países, anunció en marzo pasado que dispondría de 30 millones de dólares en fondos del país congelados en el extranjero para pagar la deuda. Pero Maduro y su equipo se negaron a recibir la ayuda del líder opositor.

Guaidó acusó a la dictadura de «poner obstáculos a una urgencia«, por lo que pidió a las filas chavistas autorizar la entrada de las vacunas.