Abascal: hay que evitar el asalto comunista de Madrid

Por Arquímedes Solís
Santiago Abascal hizo un llamado a evitar "el asalto comunista de Madrid"

Santiago Abascal, el presidente VOX, impuso un reto este sábado a sus seguidores, convertir al partido en la primera fuerza política en España en los próximos dos años.

El primer paso para lograrlo está centrado en las elecciones autonómicas del próximo 4 de mayo en la Comunidad de Madrid, en las que «se está jugando el futuro de España«.

No queremos ser un partido testimonial, muleta de otros», manifestó, destacando que el principal objetivo del candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, es realizar un «asalto comunista» a las instituciones de la Comunidad de Madrid.

Ante esta posibilidad destacó que «a nosotros no nos van a encontrar en el enfrentamiento civil, sino en la valentía», , a pesar «de las piedras, de las amenazas y de las zancadillas«, refiriéndose al ataque del que fueron víctimas hace unos días.

Abascal pidió a su gente que eviten el «asalto comunista de Madrid«, que le daría el gobierno «al sátrapa de Galapagar«, haciendo alusión a Pablo Iglesias.

Abascal vislumbra a Vox como el partido líder de España y se atrevió a marcar un plazo de dos años para lograrlo, justo el tiempo para ganar las próximas elecciones generales.

Según su visión, Vox ha ido haciendo las cosas bien, con un mensaje «coherente e igual en toda España», hablándole francamente a la gente» y poniendo sobre la mesa debates que «la izquierda sectaria había declarado prohibidos».

Ya somos la primera fuerza política nacional en Murcia, en Almería, en Ceuta, en muchas localidades del cinturón verde de Madrid, en el ámbito rural y muy pronto seremos la primera fuerza política en toda la nación», dijo un Abascal premonitorio.

Abascal considera a Vox como la primera fuerza política de oposición a Pedro Sánchez, «superando a una derecha domesticada que no se había atrevido a dar la batalla política ni cultural».

Para Abascal, Vox ha logrado conectar con la gente y sus necesidades, «el partido de la calle«, que habla «de las preocupaciones reales de los españoles». Y el reto ahora es «mucho mayor», lograr convertirse en la primera fuerza política en toda España.

Rocío Monasterio: me quisieron incluso matar

En el acto liderado por Santiago Abascal, también tomó la palabra la candidata de Vox para el 4M, Rocío Monasterio, quien aseveró que ellos van a «ganar con ideas, convicción, principios y amor a España».

Monasterio se desmarcó de la violencia manifestada el pasado miércoles en Vallecas (Madrid) en donde aseveró que los quisieron incluso «matar»; pero pidió a sus seguidores conservar «el espíritu, la serenidad y la templanza».

Según Monasterio «vamos a conseguir que este partido demuestre a los españoles que este proyecto es el que necesita España».

TE PODRÍA INTERESAR