Inexplicablemente Sánchez cortó con servicios secretos marroquíes en medio de tensión por presencia de yihadistas

Por Dayana López
España corta con servicios secretos marroquíes

En medio de tensiones por la presencia de integrantes del grupo terrorista yihadista en territorio español, debido a que se colaron en la invasión de marroquíes, el gobierno español cortó las relaciones con los servicios secretos de inteligencia de esa nación, medida tomada inexplicablemente cuando España más necesita de la ayuda bilateral.

La crisis diplomática entre ambas naciones se da precisamente en medio del inicio de búsquedas del paradero de los yihadistas en territorio español, labores que son llevadas a cabo por el servicio de inteligencia español.

El nivel de alerta en España en la lucha antiterrorista se ubica en el nivel cuatro reforzado, en una escala de cinco establecida desde junio de 2015; sin embargo, con el conocimiento de la presencia de los extremistas en la nación ibérica, se podrían agravar las medidas de seguridad.

Representantes de la Policía Nacional, Guardia Civil, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) que coordinan la lucha antiterrorista con las autoridades marroquíes, están gravemente afectados gracias a las decisiones de Sánchez, dijeron fuentes oficiales al medio local Ok Diario.

Las fuentes oficiales también expresaron que la permanencia de yihadistas en España es un problema que afectaría la seguridad nacional tanto en esa nación, como en los demás países que integran la Unión Europea.

Las autoridades locales esperan que los contactos directos entre otras fuentes policiales y los servicios secretos marroquíes se mantengan, ya que la lucha antiterrorista también beneficia a Rabat.

En ese sentido, mientras que la crisis diplomática bilateral permanezca, los servicios secretos españoles seguirán teniendo contacto con sus agentes en Melilla, Rabat, Casablanca, Tánger y Tetuán, entre otros puntos estratégicos para detectar grupos extremistas y capturarlos.

Cabe resaltar que Marruecos fue el segundo país musulmán que más jóvenes aportó al grupo terrorista. Se hablan de unas dos mil personas.

TE PODRÍA INTERESAR