Rusia: Más de 3200 detenidos en nueva oleada de protestas en apoyo a Navalny | THE LATAM POST

Rusia: Más de 3200 detenidos en nueva oleada de protestas en apoyo a Navalny

Rusia vive nueva oleada de represión contra las protestas en apoyo al líder opositor Alexei...
Protestas en Rusia

Rusia vive nueva oleada de represión contra las protestas en apoyo al líder opositor Alexei Navalny, declarado enemigo del régimen de Vladimir Putin.

Más de 3200 personas, entre ellas la esposa del dirigente anticorrupción, han sido arrestadas en la segunda semana de enfrentamientos tras la captura Navalny. El político fue detenido por las autoridades cuando regresaba al país tras recuperarse del envenenamiento del que fue víctima el año pasado.

Las protestas en apoyo a Navalny se mantuvieron pacíficas hasta que se concretó la arremetida de las fuerzas policiales. Las autoridades habían desplegado a miles de policías antidisturbios en todo el país, instalaron vallas de seguridad y crearon largos cordones de camiones para evitar las concentraciones.

Estas nuevas movilizaciones tienen lugar tras las protestas del sábado pasado, que congregaron a decenas de miles de rusos y se saldaron con más de 4.000 detenciones y la apertura de unos 20 procedimientos penales contra los seguidores del opositor, considerado enemigo del Kremlim.

Detenida la esposa de Navalny

Entre el botín del día para la policía, se cuenta Yulia Navalnaya, esposa de Navalny, quien fue arrestada cuando marchaba junto a otros manifestantes hacia la prisión de Matrósskaya Tishiná, donde está encarcelado su marido.

Se trata de la segunda captura para Navalnaya quien ya fue detenida en las protestas del pasado día 23, en las que fueron arrestadas más de 4.000 personas. También tuvo que enfrentar esta semana el allanamiento del apartamento en el que se estaba quedando, por parte de la policía.

Arrecian en Moscú y San Petersburgo

De acuerdo a reportes del portal OVD-info, medio dedicado al seguimiento de estos arrestos, este domingo se registraron manifestaciones en 142 ciudades del país. Al menos 3.200 personas han sido detenidas hasta el momento en las protestas en apoyo a Navalny.

De estas, el mayor contingente, unos 900 detenidos, ocurrió en Moscú, en donde los arrestos comenzaron incluso antes del inicio de la marcha.

«¡Putin es un ladrón!», «¡Libertad!», gritaban los manifestantes cruzando el centro en la capital de Rusia. Allí la policía esperaba ya a los manifestantes en las salidas del metro y procedió a detener masivamente a todo aquel que se acercaban al lugar de encuentro.

Las detenciones fueron especialmente violentas en San Petersburgo, en donde la policía los emboscó en la plaza Sennaya. Las fuerzas del estado recurrieron al gas pimienta y descargas eléctricas para detener los avances. También echaron mano de porras con las que golpearon a los manifestantes y a varios periodistas, según el portal independiente Meduza.

En otras metrópolis rusas, como Krasnoyarsk (Siberia) y Vladivostok (Extremo Oriente), también se produjeron cientos de detenciones en protestas en apoyo a Navalny, según el último informe difundido por la ONG OVD-Info, especializada en el seguimiento de manifestaciones.

Rusia culpa a EEUU

Por su parte, la Cancillería rusa volvió a apuntar a Estados Unidos como promotor de las protestas,tal como lo hizo la semana pasada.

«La burda injerencia de Estados Unidos en los asuntos internos de Rusia es un hecho probado. Están detrás de la promoción de falsas informaciones y los llamados a participar a acciones ilegales por parte de plataformas en línea controladas por Washington», denunció el ministerio de relaciones exteriores ruso en su página de Facebook.