Venezuela tiene las reservas de oro más bajas en medio siglo

Venezuela tiene las reservas de oro más bajas en medio siglo

En el primer semestre de 2020 el régimen retiró unas siete toneladas del Banco Central. Es decir, las reservas se redujeron 19 toneladas  durante el año
Al menos 12 toneladas bajaron las reservas de oro

 

Las reservas de oro que se resguardan en el Banco Central de Venezuela (BCV) bajaron 12 toneladas durante el segundo semestre de 2020, debido a que han sido usadas por el régimen de Nicolás Maduro para tratar de enfrentar los problemas de liquidez ante la caída de producción de petróleo.

Esta información fue dada a conocer en el balance divulgado en la página web del BCV, en el que también se señala que  la disponibilidad del oro monetario es de 86 toneladas, las más baja en medio siglo, señalò el portal de noticias Infobae.

Cabe destacar que en el primer semestre de 2020 se retiraron por parte del régimen unas siete toneladas del Banco Central. Es decir, las reservas se redujeron 19 toneladas durante el año y el gobierno no ha dado explicaciones sobre el paradero de los lingotes de oro.

Según el balance de 2019, el Banco Central disponía de 105 toneladas de oro.

Denuncias contra la oposición

Están pagando esa gasolina con oro de sangre, sin contratación y sin aprobación del Parlamento nacional”, denunció el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, en mayo del año pasado. Justo en ese mismo mes los funcionarios del régimen de Maduro cargaron en aviones con destino a Teherán al menos nueve toneladas de oro, que equivale a unos USD 500 millones.

Esta acción fue reconocida por el régimen iraní, señalando por medio Yahya Safavi, mayor general de la Guardia Revolucionaria Islámica de ese país, que dieron gasolina a Venezuela a cambio de los lingotes de oro que llevaron en aviones a Irán «para evitar cualquier incidente durante el tránsito”.

Los lingotes de oro que se han convertido en las únicas fuentes de financiación de la dictadura venezolana, han sido negociados de manera ilegal y sin ningún permiso con Emiratos Árabe, Turquía, Irán y Uganda.

Durante décadas, las barras de oro en poder del Banco Central llegaron a superar las 300 toneladas, hasta que la dictadura de Maduro entre el 2015 -2017 empezó a usarlas como garantías para tramitar préstamos con bancos Internacionales y así se fueron bajando las reservas.