Régimen de Ortega continúa sin cumplir la orden Corte IDH sobre la liberación de los opositores presos.

En Nicaragua, el régimen de Daniel Ortega sigue sin cumplir la orden emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) hace más de tres semanas, que exigía la liberación inmediata de los opositores detenidos.

Entre los encarcelados se encuentran cinco precandidatos presidenciales, activistas ciudadanos, periodistas, líderes estudiantiles y campesinos, y defensores de derechos humanos, algunos de ellos sometidos a un aislamiento total, medida ilegal y violatorio de sus derechos.

De la treintena de detenidos, la La CIDH en Washington solicitó a la Corte IDH – con sede en Costa Rica- medidas provisionales para Juan Sebastián Chamorro, José Adán Aguerri, Félix Maradiaga y Violeta Granero.

A esa lista de detenciones se suma la de Cristiana Chamorro, favorita en las encuestas y la primera en ser arrestada en esta ola represiva que lleva a cabo el régimen de Ortega desde inicios de junio.

Situación actual de los detenidos

A pesar de que han pasado más de 20 días de haberse dado la orden de liberación de los presos políticos por parte de la Corte IDH, los observadores de derechos humanos sobre el terreno confirmaron que los detenidos continúan en la situación.

En ese sentido, la Corte IDH dijo en su resolución del pasado 24 de junio que “la privación de libertad de estas personas conlleva implícito un mensaje intimidatorio orientado a disuadir y silenciar a otros opositores políticos al poder verse expuesto a la privación de la libertad”.

Respuesta del régimen de Ortega ante la solicitud de la Corte IDH

En respuesta a esta orden, el régimen de Daniel Ortega señaló que los amparados no son políticos que aspiran legítimamente a cargos de elección popular, sino “criminales que han atacado al país”.

Añadió que los procesos judiciales contra los detenidos se llevan a cabo por “incitación a la injerencia extranjera” y que las acciones de los organismos internacionales se llevan bajo la orden del “imperio yanqui”.

En esa línea, el embajador de Nicaragua en la OEA, Ricardo Alvarado, calificó de “malintencionados” los informes de la CIDH y otras instancias observadoras en el país.

Cabe mencionar que Ortega cumple 14 años desde que volvió al poder y pretende reelegirse nuevamente el próximo 7 de noviembre.

En estos años el régimen ortegista ha limitado la libertad de los ciudadanos, ha impuestos políticas públicas tendientes al control social, ha perseguido tanto a opositores como a quienes hasta hace poco fueron sus propios compañeros de lucha sandinista, ha encarcelado a miles de disidentes, ha cerrado medios, ha reprimido las protestas, ha sacado bandas de paramilitares a enfrentar a sus oponentes y ha asesinado a decenas de ciudadanos que se han atrevido a alzar su voz contra la tiranía comunista.