Régimen de Maduro tiene 323 presos políticos
Foro Penal denunció que el régimen de Maduro tiene 323 presos políticos.

El régimen de Nicolás Maduro tiene, al menos, 323 privadas de su libertad por razones políticas e ideológicas.

De esas 323 personas, 123 son militares y  200 civiles, de acuerdo con la más reciente lista de la ONG Foro Penal Venezolano, que es certificada por la Organización de Estados Americanos (OEA).

Aunque la cifra bajó en 5  detenidos en comparación al mes de febrero, en las últimas semanas en Venezuela se han registrado detenciones de militares señalados de presuntamente estar involucrados en planes contra el chavismo. Algunos de esos casos aún no son reconocidos por el régimen ni siquiera como detenciones.

El director de la ONG, Gonzalo Himiob, precisó que del total de detenidos, 300 son hombres y 23 mujeres.

Denuncia sobre los detenidos

Entre estos detenidos se encuentra el exdiputado Gilberto Sojo, según las denuncias de bloque opositor bajo línea de Juan Guaidó, legítimo presidente interino de Venezuela y presidente del parlamento.

Sojo, quien forma parte del Partido Voluntad Popular, fue detenido el  jueves de la semana pasada mientras se trasladaba con su familia en el oeste de Caracas.

La detención fue hecha por las fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (FAES-PNB), un ente al que la Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, ha pedido disolver por sis múltiples actaciones violatorias de los derechos fundamentales.

La oposición también ha denunciado la detección del militar Johnny Mejía Laya, preso desde el 30 de enero 2019 y hasta la fecha no se conocen detalles de su caso.

De igual forma, en las últimas tres semanas se conoció la detención de otro militar: el primer teniente del Ejército Franklin Caldera, a quien las fuerzas del régimen habrían atrapado en una operación irregular en la ciudad colombiana de Cúcuta, desde donde fue trasladado a la fuerza hasta Caracas, según denuncia su familia.

Venezuela: Padres de militar opositor detenido temen por la vida de su hijo

 

Al primer teniente, quien habría sido herido de bala, lo tendrían detenido elementos de contrainteligencia militar del régimen, pero hasta ahora ninguna institución asume el hecho.

A Caldera le habrían torturado y mantenido en un sitio de reclusión desconocido hasta que logró evadirse de manera momentánea. En ese momento él logra establecer contacto con personas de confianza a las que les informa que había sido secuestrado por elementos armados irregulares en Cúcuta, que se encontraban acompañados por funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar del chavismo.

Tras la irregular captura, su teléfono fue usado para establecer contacto con familiares y amistades, para simular que él estaba haciendo esas comunicaciones escritas (mensajes en chats de whatsapp).

Personas allegadas al militar también aseguraron  a The Latam Post que el militar pudo ser coaccionado de alguna forma para que estableciera conexiones telefónicas mientras estaba secuestrado y así no levantar sospechas sobre su verdadera situación.

Sólo se pudo saber lo que ocurría con él y que estaba de manera inexplicable en Venezuela cuando logró evadirse por  unas horas de las garras del DGCIM. Desde ese momento sus padres no han cesado de buscarle y de pedirle al régimen y a la Fiscalía del chavismo que dé información sobre el joven militar.

 

Innovaciones incorporadas a las técnicas de tortura

En el informe presentado en el mes de febrero, detallaban que los organismos de seguridad bajo el mando de régimen de Nicolás Maduro, estaban implementando nuevas modalidades de tortura, entre ellas, la perforación de las uñas de las manos y pies para pasarles electricidad, colgar a las personas con grúas sin tocar el suelo durante los interrogatorios y ahogamiento mediante el uso de bolsas pláticas.