Régimen de Maduro aún sin responder por la vida del primer teniente Caldera
Franklin Caldera tiene un mes en las manos del régimen y ningún organismo da razón de él

A un mes de la desaparición forzosa del primer Teniente Franklin Caldera, quien fue extraído en un extraño e ilegal procedimiento desde Colombia,  sus padres y familiares siguen sin conocer dónde el régimen de Nicolás Maduro lo mantiene detenido y cuál es su verdadero estado de salud. 

Hasta ahora los llamados desesperados de la familia no han recibido respuesta de ninguna instancia del régimen, pese a la gravedad de este caso que podría convertirse en motivo de mayor tensión entre Colombia y Venezuela, ya que la captura del militar habría sido realizada por efectivos de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM) con apoyo de elementos del grupo guerrillero colombiano ELN, de acuerdo a versiones de militares cercanos a Caldera.

El pasado  3 de marzo tanto la Fiscalía General de la República como la Defensoría del Pueblo recibieron comunicaciones de los padres del primer teniente Caldera, quienes ruegan que cumplan con entregarles la información del paradero de su hijo, luego de que el 23 de febrero escapara brevemente de las garras de la DGCIM en Caracas, ciudad a la que habría sido trasladado por el propio régimen. 

Carta a la Fiscalía entregada por los padres Franklin Caldera

Tras su huida momentánea, el primer teniente fue recapturado en medio de un inusual despliegue policial, que incluyó alcabalas con agentes sin uniforme en la autopista Guarena-Guatire. 

Al momento de la recaptura, Caldera habría recibido un disparo en la rodilla izquierda y, según fuentes militares, habría sido trasladado al hospital militar Carlos Arvelo en Caracas.

En el centro hospitalario han negado la presencia del militar y no han permitido el ingreso de los padres de Caldera, pese a que su madre es médico. 

Carta a la Defensoría del Pueblo familia Caldera

Una de las mayores angustias es el estado de salud del primer teniente, del que se desconoce si ha sido operado o si aún tiene la bala.

El traslado a Caracas

Diversas versiones de fuentes de inteligencia y de excompañeros militares de Caldera señalan que tras el secuestro en Cúcuta fue llevado vía terrestre hacia territorio venezolano. Atravesaron unas trochas hacia la zona de Táchira y desde los andes venezolanos habría sido transportado vía aérea.

The Latam Post y Cima 360 de manera exclusiva obtuvieron información aeronáutica que revelan los vuelos realizados desde la zona andina hacia Caracas, Maiquetía y Charallave en los días del posible traslado. 

  • La primera aeronave es la YV3106. Esta aeronave salió desde La Carlota (Caracas) hasta Táchira y retornó a Maiquetía (Vargas) el 10 de febrero.

 

  • El 11 de febrero, la aeronave YV3304  salió desde Charallave a San Cristóbal y luego retornó a la población mirandina.

 

  • El 14 de febrero se registró el vuelo de YV3469 desde La Carlota a Mérida y luego regresó a La Carlota

 

  • La aeronave YV3390 18 de febrero voló desde Charallave-San Cristóbal-Charallave.

 

  • El 21 de febrero hubo otro vuelo de la YV3469 La Carlota. Mérida, La Carlota.

Vuelos Caracas-Táchira

 

Vuelos febrero
Algunos vuelos de febrero desde los andes

Un militar que intimida al régimen

Fuentes militares revelaron que el operativo de recaptura contra Caldera habría sido tan atropellado porque el régimen no se podía dar el lujo de que este hombre estuviera nuevamente libre organizando acciones contra la dictadura.

«Ellos saben que él es un militar fuera de lo común, que ese grupo de ellos (Operación Aurora) está bien preparado y están tratando de desarticularlos al precio que sea», explica una fuente que prefirió que se preservara su nombre.

La misma fuente señala que el régimen, incluso, podría tratar de acusarlos judicialmente de otros hechos con los que ellos no estarían involucrados para tratar de minar la credibilidad que estos tienen en sectores jóvenes de las Fuerzas Armadas.

Aunque Caldera salió desde hace varios años del componente castrense, su nombre aún sería mencionado entre primeros tenientes, tenientes, capitanes y mayores. Muchos en la FANB no se atreven a actuar, pero sí recuerdan lo que hicieron unos compañeros en Luepa.

 

Noticia realizada en alianza informativa con Cima News Digital y redactada por las periodistas Beatriz Galindo y Carola Briceño.