Rappi ofrece envíos gratis para ganar la guerra de las delivery en Perú | THE LATAM POST

Rappi ofrece envíos gratis para ganar la guerra de las delivery en Perú

    La empresa de delivery Rappi lazó una agresiva promoción para tratar de ganarse...
Rappi trata de consolidarse en el mercado peruano

 

 

La empresa de delivery Rappi lazó una agresiva promoción para tratar de ganarse el competido mercado peruano, que creció extraordinariamente durante la pandemia.

La empresa anunció que no cobrará el envío de los productos que sean realizados a través de su app durante todo el mes de febrero en Perú, cuando estará vigente la cuarentena focalizada para atacar la segunda ola de la COVID-19.

Según explicó la empresa, la opción de envío gratis, con la cual busca promover su uso y captar nuevos clientes, aplicará para órdenes de productos cuyo costo mínimo sea de 25 soles, cancelados con una tarjeta de crédito o débito registrada en la aplicación.

La empresa Rappi, presente en Perú desde hace tres años, participó que Rappi Prime gratuito estará disponible para todos sus clientes, que deberán hacer usos del cupón “prime21”, ingresándolo dentro de la app.

La plataforma, que está presente en 200 ciudades de 9 países de la región, también anunció recientemente que todos los usuarios que tengan Rappi Prime o que estén registrados en la categoría Diamante disponen desde finales de enero de atención al cliente vía Whatsapp las 24 horas.

Rappi, que invirtió $10 millones para ingresar a Perú, busca consolidarse en un mercado que es cada vez más complejo y que, incluso con pandemia, tiene nuevos actores comerciales pisando fuerte.

El crecimiento del mercado durante la cuarentena fue tan importante que la startup chilena Justo  se sumó al negocio en Perú con expectativa de tener trabajando 1.000 repartidores en el primer trimestre de operaciones  y facturar más de $5 millones en su año inicial. Ya tienen más de 2.500 restaurantes aliados, a los que también les ayudan con tiendas en línea y publicidad.

Justo, conocida como el «anti-Rappi de América Latina, nació en 2018 y ha logrado un impresionante reconocimiento y espacio en el mercado.

Rappi no solo tiene que batirse a duelo por el mercado peruano con Justo y otras aplicaciones de renombre mundial, también le toca competir con las llamadas «dark kitchens» que han sido creadas por pequeños emprendedores locales y en un par de años han logrado ganarse la aceptación del un exigente público.

Rappi posee un aproximado de 3,000 personas vinculadas a su Servicio al Cliente en países con grandes mercados como Brasil, Colombia y México, y en sus operaciones atienden al menos 250.000 casos de clientes semanalmente.