¿Qué es el socialismo?

El socialismo no ha funcionado, no funciona y no funcionará
El socialismo no ha funcionado, no funciona y no funcionará

Solemos escuchar a las personas decir: “EL CAPITALISTA ESE”, “EL SOCIALISTA ESE”, pero ¿saben realmente los colombianos y latinoamericanos, lo que el capitalismo y el socialismo significan? Ya en la entrega pasada hablamos sobre el capitalismo, en este artículo y video vamos a hablar de lo que es el socialismo.

El socialismo es un sistema con el que se pretende que el Estado se apropie de los medios de producción para dirigir la economía desde unas oficinas centrales, las que normalmente están a cargo de un partido político o de un caudillo, y distribuir la riqueza igualitariamente entre todos los miembros de la población. Al menos, esta es la definición de lo que en la teoría se conoce como el socialismo real.

Esta idea de dejar la producción de bienes y servicios en manos del gobierno fue llevada al extremo en la Unión Soviética y fracasó. Estos hechos, en lugar de meternos en la cabeza que el socialismo es un sistema equivocado, mutó, y, desde entonces, el Estado permite que los particulares creen la riqueza, para luego redistribuirla de forma equitativa, pues se piensa que los mercados son muy buenos en la tarea de crearla, pero muy malos a la hora de redistribuirla.

A esto algunos autores le han llamado el socialismo del siglo XXI o la Tercera vía, otros lo identifican con el neoliberalismo, otros continúan llamando a esta variación del socialismo, capitalismo, muy equivocado, en nuestra opinión. Pero del capitalismo nos ocuparemos en otro artículo.

Hablemos sobre la primera característica del socialismo. ¿Qué tan buena es la idea que los gobiernos se encarguen de la producción de bienes y servicios? Veámoslo con hechos: en nuestro país la empresa que administraba los puertos desapareció en los años noventa por ineficiente, la empresa de ferrocarriles, un fracaso parecido, las empresas de energía y acueducto nos prestan servicios defectuosos y a precios altísimos, además de tener que ser rescatadas con frecuencia a cargo de lo que nos quitan en impuestos.

¿Los aeropuertos? Más de 20 construidos que nunca se usaron, los sistemas de transporte de uso masivo solo nos dejan pérdidas y aquí podríamos quedarnos mucho tiempo más en escándalos y malas inversiones producidas por empresas públicas colombianas, y eso que no hemos hablado de la triste situación de miseria que enfrentan Cuba, Venezuela y Corea del Norte y a la que se dirigen Argentina y Chile con su nueva constitución, entre otros países en los que se ha intentado instaurar el socialismo.

Veamos el segundo aspecto del socialismo ¿Será cierto que el Estado es mejor redistribuyendo la riqueza que el mercado? Te doy una pista: busca para Colombia el índice que mide la desigualdad para antes y después de transferencias, es decir, antes y después de redistribuir la riqueza por parte del gobierno, y saca tus propias conclusiones. Sé que te va a sorprender lo que encontrarás.

Algunos de ustedes podrán objetar que el socialismo en teoría debería funcionar, pero que en la práctica no ha sido posible aplicarlo, entre otras cosas, debido a la corrupción de los gobernantes y a que los intereses de los grandes empresarios no lo permiten, a lo que respondemos: por una parte, si bien la corrupción es un problema grave, más que el problema mismo, es la consecuencia de otro problema de fondo mucho mayor, del que hablaremos en otro vídeo. Por otra parte, es cierto que empresarios y políticos se unen para defraudar a la sociedad, lo que es un problema especialmente grave, pero no es esta la razón por la que el socialismo no funciona. A esto último se le conoce como mercantilismo y de esto también hablaremos en otro vídeo.

Si este artículo y video te gustó no te pierdas su continuación en la que explicaré por qué el socialismo no ha funcionado, no funciona y no funcionará.