¿Qué es el capitalismo? | Parte I

¿Qué es el capitalismo? | Parte I

La palabra capitalismo posiblemente se usó por primera vez en 1854 con la publicación de la novela satírica The Newcomes
El capitalismo tuvo su origen en el noroeste de Europa entre 1720 y 1860

Hoy hablaremos del capitalismo, el sistema económico antagonista a la planificación centralizada.

De forma general, el capitalismo puede entenderse como un sistema económico en el que los medios de producción se poseen privadamente y sus usos están definidos por sus propietarios por medio de contratos que los individuos libremente suscriben.

En el sistema capitalista, las personas revelan sus preferencias a través de los intercambios y, de la competencia por comprar lo más barato y de vender lo más alto que se pueda, nacen los precios.

Los precios son de importancia capital dentro del sistema capitalista, pues concentran una gran cantidad de información que guía la toma de decisiones de los individuos en su intento de mejorar su bienestar.

A efectos de evitar confundir capitalismo con los significados de mercado o de economía de mercado, es importante aclarar que, contemporáneamente, el capitalismo tiene unas características distintivas:

  1. Hay lugar a la inversión y a un mercado de capitales
  2. La producción y el consumo ocurre en masa y gira en torno a grandes compañías de propiedad de millones de accionistas y que son dirigidas, en su mayoría, por administradores profesionales.
  3. Los empresarios cumplen los roles fundamentales de encontrar nuevas oportunidades de ganancia y de innovar, lo que trae como consecuencia la coordinación entre la oferta y la demanda.
  4. Los contratos entre empleadores y trabajadores tienden a ser flexibles y a corto plazo, a diferencia de los contratos en la antigüedad y a excepción de los de los artistas destacados y de los deportistas de élite, por poner dos ejemplos.

El capitalismo tuvo su origen en el noroeste de Europa entre 1720 y 1860 y se dio como resultado de una transformación institucional espontánea que dio paso al ahorro, a la inversión, a la protección de la propiedad privada y a lo que los anglosajones han denominado el Imperio de la Ley.

Esta transformación se explica, en parte, debido a la resistencia que los Estados europeos tuvieron frente a las pretensiones imperialistas de otros Estados, lo que permitió la competencia institucional entre estos y trajo como consecuencia el mejoramiento de sus leyes, de la defensa de la propiedad, de la moneda y de los sistemas de justicia, por citar algunos ejemplos.

Por contraste, a pesar de que en China también había economía de mercado, el imperialismo impidió que, para la época, esta se transformara en un sistema capitalista, lo que desembocó en la aplicación del socialismo y en el triste episodio conocido como La Gran Hambruna.

La palabra capitalismo posiblemente se usó por primera vez en 1854 con la publicación de la novela satírica The Newcomes escrita por William Thackeray.

Desde entonces tuvo un significado peyorativo hasta la publicación, en 1962, del libro Capitalismo y Libertad de Milton Friedman.

Antes de Thackeray, si bien se hablaba de propiedad privada, capital y factores de producción, los socialistas no usaban la palabra capitalismo, por ejemplo, Marx nunca la utilizó en sus textos. De la misma forma, quienes se oponían al socialismo, tampoco la usaban, a cambio usaban la palabra individualismo.

El capitalismo ha sido el único sistema que ha probado ser exitoso en términos de mejorar las condiciones materiales de vida de las personas. Clic para tuitear

Dentro del capitalismo se puso fin a la esclavitud y, gradualmente, se dio la emancipación de las mujeres.

Hasta ahora, el capitalismo ha dado a los individuos la posibilidad de desarrollar miles de proyectos individuales que antes no hubieran sido posibles.

Si este video y el artículo te gustaron, no te pierdas nuestro próximo episodio en el que hablaremos de las críticas más comunes a este sistema.