Puigdemont cada vez más cerca de perder su inmunidad

Separatista Catalán Carles Puigdemont cada vez más cerca de perder su inmunidad

Carles Puigdemont está cada vez más cerca de perder su inmunidad luego de que el Parlamento Europeo votara en contra de él y otros separatistas catalanes

El líder separatista Carles Puigdemont está más cerca de perder su inmunidad parlamentaria, luego de que el comité de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara aprobara la solicitud de suplicatorio de un juez del Tribunal Supremo, abriéndose así la posibilidad de reactivación de la euroorden en su contra.

Puigdemont tiene orden de captura en territorio español, acusado de los presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos, actos que se le imputan relacionados con la organización del referéndum y la declaración unilateral de independencia de la Generalidad de Cataluña, de la cual fue presidente en 2016.

Más recientemente Carles Puigdemont y los que formaron parte de su equipo, Toni Comín y Clara Ponsatí, fueron elegidos en mayo de 2019 miembros del Parlamento Europeo, porque en aquel momento aún no habían sido inhabilitados, ya que hasta el día de hoy no han sido juzgados.

Justamente allí radica la importancia de esta decisión del Parlamento Europeo, ya que son reclamados por la justicia española desde que huyeron del país en 2017.

Cada vez más cerca de ser entregados a la justicia española

Se prevé que este asunto llegará al pleno del próximo marzo y será también aprobado. El informe jurídico fue elaborado por el eurodiputado conservador búlgaro Angel Dzhambazki, que comparte grupo con Vox y con los independentistas flamencos.

Los casos de levantamiento de la inmunidad de un miembro del Parlamento Europeo son relativamente frecuentes y se resuelven casi siempre de forma expedita.

En el caso de Puigdemont, Comín y Ponsatí, si se les elimina este privilegio, se abriría el camino para el cumplimiento de las órdenes europeas de sus detenciones, lo que significa que la discusión regresará a manos de la Justicia belga para decidir si los entrega a la justicia española.

Solo un milagro salvaría a Puigdemont

La propuesta se elevará ahora al pleno de la Eurocámara, cuyos 705 diputados deberán decidir tentativamente el 8 de marzo, en un sufragio secreto, si finalmente les retiran la protección de la que gozan desde que tomaron posesión de sus actas a principios de 2020. Desde el entorno de los separatistas catalanes, salvo “un milagro” los salvaría, así que desde ya dan por perdida la batalla en el hemiciclo.