Dos escoltas de Pablo Iglesias fueron detenidos por arremeter contra VOX y la policía
Dos escoltas de Iglesias detenidos

Mientras que el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, trataban de esconder las detenciones por las actuaciones violentas de los «protegidos» de Podemos contra VOX en Vallecas, la Policía Nacional reveló que en la lista de «violentos» estaban Alberto R.R. y Daniel J.J, ambos escoltas del líder socialista Pablo Iglesias.

La detención se produjo el 15 de abril luego de que se verificara que los empleados del área de Seguridad de Podemos supuestamente agredieran a efectivos de la Unidad de Intervención Policial (UIP) el 7 de abril en la plaza roja del barrio madrileño, cuando el partido de Santiago Abascal ofrecía un mitin.

Según declaraciones de fuentes oficiales al medio local LA RAZÓN, los escoltas de Iglesias, quien hasta hace unas semanas fue vicepresidente segundo del gobierno español, atacaron con patadas a los agentes de las unidades antidisturbios, quienes estaban desplegados en la zona para evitar suspender el acto político de VOX o que grupos violentos le atacaran.

Los implicados quedaron expuestos luego de que los agentes revisaran las grabaciones de las cámaras de seguridad, donde figuran las actuaciones violentas por parte de los trabajadores de la formación morada.

Los detenidos fueron puestos en libertad con cargos. Son acusados de participar en las agresiones, instigarlas y finalmente enfrentarse con los policías, según las fuentes oficiales.

Como se recordará, en el incidente se registraron más de 20 heridos, la mayoría agentes de las unidades de intervención policial.

Se conoció que Daniel J.J es hermano de uno de los bukaneros. Se trata de Jaime J. J., alias «Pirrakas», quien forma parte del «núcleo» de confianza del aliado del chavismo y candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid.

A los bukaneros se les conoce por ser un grupo radical con antecedentes por hechos violentos, agresiones sexuales y robo.

Las pesquisas continúan y más de una docena de presuntos agresores están bajo disposición judicial.

«Matones a sueldo»

Abascal acusó a Iglesias de enviar a sus «matones a sueldo» al mitin de su partido para atacar a los seguidores, policía y los dirigentes.