El diario El País, por su parte, indicó sobre el tema que 47,2% del capital de la aerolínea está en manos de Snip Aviation, en cuyo consejo figuran tres directivos venezolanos. Entre ellos están Rodolfo José Reyes Rojas, como presidente; Raif El Arigie Harbie, como vocal y Roberto Roselli Mieles, como consejero delegado de la compañía.

La aerolínea Plus Ultra se ha caracterizado por su oferta de vuelos asequibles para los migrantes que viven en España o a sus familiares que vienen de países como Venezuela, Ecuador y Perú.

El diario El País detalló en un reportaje que la aerolínea Plus Ultra es una de las pocas que planifica con frecuencia vuelos dirigidos especialmente a los migrantes en el país, y con la decisión del gobierno de invertir en la aerolínea, se salvaron, además, 350 empleos directos y otros 2.500 empleos indirectos.

Asimismo, el rescate reactivó la actividad de Plus Ultra, que reanudará sus vuelos para la ruta Caracas-Madrid y viceversa desde el 24 de marzo.

De acuerdo con el medio español, en el expediente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) consta la adjudicación del dinero al Fondo de Apoyo a la Solvencia de las Empresas Estratégicas.

Entre los motivos explicados se alega que la cifra otorgada está desvinculada de cualquier criterio político. Sobre todo estaría desvinculada de la posible conexión de los máximos accionistas de la aerolínea con el régimen de Nicolás Maduro.

La decisión de España causó sorpresa, ya que Plus Ultra ha estado en números rojos desde su fundación en 2011, reveló El País. Las pérdidas acumuladas se cifran en 10,6 millones de euros.

Por ello, para poder recibir el apoyo del gobierno, la aerolínea tuvo que presentar un plan de viabilidad que asegure, entre otros puntos, que devolverá los créditos recibidos en un plazo de siete años.

Presunta vinculación con el régimen

La polémica decisión de otorgarle el préstamo a la aerolínea surge, de acuerdo con El País, por la posible conexión de los dueños con el régimen de Maduro. El Partido Popular y Vox, ante esta noticia, presentaron iniciativas en el Congreso para que el Ejecutivo español explique el rescate.

Su incertidumbre al respecto se produjo porque 47,2% del capital de la aerolínea está en manos de Snip Aviation, en cuyo consejo figuran tres directivos venezolanos.

Claves de los vínculos entre directivos de Plus Ultra                                                      y miembros del régimen chavista:

  • El diario Vozpópuli revisó información de la plataforma Insight View (de 2019) para reseñar que la firma de tres venezolanos respaldan a Snip Aviation: Rodolfo José Reyes Rojas, presidente de la sociedad; Raif El Arigie Harbie, vocal, y el apoderado Roberto Roselli Mieles.
  • Los tres hombres mencionados están vinculados con el empresario árabe Camilo Ibrahim Issa, con negocios en Venezuela, quien a su vez mantiene un estrecho contacto con Delcy Rodríguez y Cilia Flores.
  • Las fuentes consultadas por Vozpópuli también mencionaron la cercanía de Jorge Rodríguez, actual presidente de la Asamblea Nacional de Maduro y hermano de Delcy, con los empresarios.
  • Reyes, El Arigie y Roselli llegan a Plus Ultra en 2017, un año antes de que la aerolínea comenzará a operar a Venezuela y en medio de una crisis financiera en la empresa.
  • La Asamblea Nacional de Juan Guaidó señaló a Rodolfo Reyes y a Camilo Ibrahim como presuntos responsables de corrupción en el Centro Nacional de Comercio Exterior.
  • El portal web Armando.Info reseñó en un reportaje las conexiones entre Ibrahim y sus familiares con los empresarios mencionados de Plus Ultra.
  • ”La relación de Rodolfo Reyes y Raif El Arigie con Camilo Ibrahim Issa está cimentada desde hace tiempo. En el caso de Reyes se remonta a cuando era directivo en Bencorp Casa de Bolsa, uno de los principales operadores cambiarios (…) en el mercado local -venezolano- y cuyo nombre salió a relucir en la investigación de los Panamá Papers. Estaba relacionado con una firma de Leonardo González Dellán, expresidente del hoy liquidado Banco Industrial de Venezuela (BIV)”, se lee en el reportaje de Armando.Info.