Ortega impone arresto domiciliario contra Cristiana Chamorro

El dictador de Nicaragua, Daniel Ortega, impuso de forma arbitraria y sin pruebas un arresto domiciliario a la periodista y precandidata presidencial preferida en las encuestas de cara a las elecciones en noviembre de 2022, Cristiana Chamorro.

Fuentes consultadas por la prensa local confirmaron que luego de que los efectivos policiales del tirano ingresaran a la casa de la precandidata presidencial con una supuesta orden de “allanamiento y detención”, donde estuvieron cinco horas, fue dejada bajo arresto domiciliario.

La orden fue dictada por la jueza del régimen Karen Chavarría Morales del distrito noveno de Audiencia Penal.

El allanamiento surgió minutos antes de que la líder opositora convocara a una rueda de prensa este miércoles para rechazar el bloqueo judicial de su candidatura presidencial por supuesto lavado de dinero por su desempeño en la extinta Fundación Violeta Barrios de Chamorro.

En la acción de la Fiscalía también son acusadas más de 20 personas, en su mayoría periodistas.

Además, la Fiscalía intenta imputar a la hija de la expresidente Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), de presuntos delitos de gestión abusiva y falsedad ideológica.

Las acusaciones de las autoridades fiscales del régimen son rechazadas por la oposición y consideradas como una persecución política contra los adversarios de Ortega, quien tendría miedo a no seguir perpetrándose en el poder como lo ha venido haciendo durante tres períodos consecutivos desde el 2007, ya que Chamorro tiene potencial para convertirse en la nueva presidente de Nicaragua.

Arremetida contra la prensa

Durante el proceso de detención de Chamorro, las fuerzas de seguridad del régimen nuevamente arremetieron contra los periodistas que acudieron a cubrir los hechos. De igual forma, reprimieron a los familiares de los presos políticos que trataron de llegar al lugar en apoyo a la precandidata.