OPS alerta que vacuna cubana Abdalá no tiene autorización

En las próximas semanas se espera que lleguen a Venezuela unas 12 millones de dosis, según un contrato establecido entre Caracas y La Habana
Vacuna cubana no tiene autorización

La vacuna cubana Abdala, que el régimen de Maduro empezó a aplicar en Venezuela contra el coronavirus, no cuenta con autorización de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para su uso.

La advertencia fue realizada esta semana por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) luego de confirmar que en Venezuela estaban aplicando la fórmula.

Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, realizó el alerta durante una rueda de prensa, en la que también pidió a las autoridades cubanas que publiquen los datos de la vacuna “en revistas científicas”.

“Sería muy importante que los productores de la vacuna Abdala pudiesen, si terminaron todos los procesos de fase 1, 2 y 3, publicar estos datos en revistas científicas para que de una manera pública la comunidad científica pueda también evaluar y conocer estos datos”, insistió el médico.

Barbosa explicó que el organismo debe hacer una inspección para certificar que la producción esté de acuerdo con las buenas prácticas de fabricación de vacunas.

De igual forma deben hacer una evaluación completa y detallada de los ensayos clínicos de fase 1, 2 y 3 realizados por Cuba para asegurar que la vacuna sí es efectiva.

El subdirector de la OPS explicó que si Cuba busca ofrecer su vacuna para que sea incluida en el mecanismo Covax, primero deberá solicitar la autorización de uso de emergencia de la OMS.

Con esta advertencia, además, la OPS recomendó a las autoridades venezolanas ofrecer a la población información de manera transparente sobre esta vacuna, específicamente si cuenta con la autorización correspondiente y cómo fue el proceso de evaluación tras su desarrollo.

“Es muy importante para garantizar que las personas, las comunidades, conozcan todo lo que está pasando”, insistió.

Las vacunas Abdalá que están inoculando en Venezuela fueron donadas por el régimen cubano.

Sin embargo, las próximas que llegarán a Venezuela, previstas en 12 millones, sí serían compradas mediante un contrato establecido entre Caracas y La Habana.

Hasta ahora, el chavismo no ha explicado a los venezolanos sobre la falta de autorización del organismo mundial de salud a la vacuna Abdalá que están comprando a Cuba ni tampoco las consecuencias de ello.