Obispo de Guasdualito: siguen los ataques y la gente corre para Colombia
En Apure la comunidad “le tiene más miedo al Gobierno venezolano porque están atacando de una manera desmedida”
Algunos dicen que a veces el cielo y la tierra tienden a unirse o tal vez sean el cielo y el infierno. Eso parece estar ocurriendo en el Apure venezolano, la polvorienta región fronteriza con Colombia, donde desde el pasado 21  de marzo se enfrenta una facción de la guerrilla de las FARC con la fuerza  pública del régimen chavista.
El obispo de la diócesis en Guasdualito, Pablo Modesto González Pérez, explicó que todo comenzó con desplazamientos «por la falta de empleo y la crisis que se está viviendo” en una Venezuela arruinada por el chavismo durante las dos décadas que lleva en el poder.
En los últimos días, ya no solo se marchaban por el hambre. Casi todos los pobladores de La Victoria se han marchado forzados por los enfrentamientos entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y las disidencias de las FARC.
Los desplazados huyen de los bombardeos, enfrentamientos directos, bajas de electricidad y falta de agua, por lo que acuden al municipio colombiano de Arauquita (Arauca) y otros territorios aledaños.

El argumento que se plantea es que el Ejército Nacional de Venezuela está enfrentando a los grupos armados. El pueblo es el que queda bailando entre uno y el otro, la mayoría se desplazó hacia Arauca”, indicó el Obispo.

Dice que no tiene datos seguros, pero “son grupos armados y tengo entendido que en tiempos pasados hubo varios enfrentamientos entre ellos”.

Recalcó que la situación de la gente “es compleja porque tuvo que salir corriendo para Colombia, ya que siguen los ataques”.

La situación cada día es más crítica porque la gente está dejando sus casas y las fincas. Todos los días está saliendo gente hacia Arauquita”, señala por su parte, el Pastor Orlando García,  en El Amparo, Apure. 

“Hemos escuchado que hubo un bombardeo en la zona, la gente se asustó y empezó a empacar sus cosas. Lo que realmente impactó fue el primer bombardeo aéreo que realizó Venezuela”, señaló.

También reveló que la comunidad “le tiene más miedo al Gobierno venezolano porque están atacando de una manera desmedida”.