Nueva variante brasilera del COVID-19 enciende alarmas en América | THE LATAM POST

Nueva variante brasilera del COVID-19 enciende alarmas en América

  La nueva variante brasilera del COVID-19, llamada «P1», surgida en el corazón de la...
Nueva variante del COVID-19 de Brasil enciende la alerta Internacional

 

La nueva variante brasilera del COVID-19, llamada «P1», surgida en el corazón de la Amazonía a finales de 2020, ha encendido las alarmas internacionales. La investigación a los científicos se ha vuelto afanosa tras los primeros casos detectados en Japon, después de analizar las muestras de cuatro pasajeros que llegaron a Tokio, tras regresar de un viaje a Brasil.

La comunidad de científica está evaluando si la P1 es más contagiosa que su precesora de Wuhan. Esto podría ser uno de los factores que esté detrás del desproporcionado aumento de casos de coronavirus en Manaos, al norte de Brasil.

Hasta ahora se han detectado casos de esta nueva variante brasilera del COVID-19 en diversos países, entre ellos: Colombia, Estados Unidos, Japón, Reino Unido, Italia, Alemania, Corea del Sur e Irlanda, según informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Variante de Brasil recorriendo América

Estados Unidos y Colombia son los dos primeros países del continente americano en donde se han ubicado casos de esta nueva cepa brasilera.

Fue precisamente en EE.UU. en donde se detectó el primer caso de una persona infectada con la variante brasileña del coronavirus.

Las autoridades sanitarias de Minnesota, estado del medio oeste estadounidense, indicaron en un comunicado que la persona infectada tenía un historial de viajes recientes al país suramericano. Su muestra fue tomada el pasado 9 de enero.

Bajando a Sudamérica, Colombia es quien acaba anunciar la detección de un caso en su territorio. Se trata de una mujer de 24 años ubicada en el departamento colombiano de Amazonas, en la frontera con Brasil.

El Ministerio de Salud colombiano confirmó en la paciente la «presencia de la cepa P1 de COVID-19 brasileña”. La autoridad sanitaria hizo seguimiento del caso y anuncio a través de su cuenta oficial de Twitter que la misma la misma ya se encuentra recuperada.

Lo qué se sabe de la variante brasileña

La nueva variante “es un fenómeno reciente». La Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), centro de investigación médica de referencia en Latinoamérica, sugiere que esta variante brasilera del COVID-19, probablemente se desarrolló en el último mes del 2020 y logró evolucionar a partir de otras que estaban en circulación en ese momento en Amazonas».

La investigacion de Fiocruz, destaca que esta variante acumuló en muy poco tiempo “un número de alteraciones genéticas fuera de lo común”, varias de ellas en la proteína “spike” (espiga), de la que se vale el nuevo coronavirus para entrar en las células del cuerpo humano.

Cabe destacar que es no es la única mutación que se ha encontrado en el Amazonas. «Ya en Manaos, se han identificado 30 variantes del coronavirus, pero la que más preocupa es la de P1», explicó José Eduardo Levi, investigador del instituto de Medicina Tropical de la Universidad de Sao Paulo (USP) a la agencia Efe.

En principio la P1 sería la de mayor facilidad de contagio, según resultados de otra investigación, publicado en este caso por el sitio web Virologia.Org, un foro que recopila información reciente sobre la evolución viral y epidemiología.

El estudio reseña que científicos analizaron el material genético de 31 muestras de pacientes con COVID-19 de la ciudad brasilera de Manaos, en la última semana de diciembre. De ellas, 13 personas (el 42% del total) presentaban específicamente esa nueva cepa del virus.

Otras variantes de coronavirus

Las autoridades sanitarias han dado a conocer ya la aparición de diversas variantes del Covid-19, pero de ellas, las surgidas en Brasil, Reino Unido y Sudáfrica son las que más preocupan a la OMS.

La aparición de las tres variantes de virus ha causado preocupación en la población en general, porque se tiene muy poca información respecto a ellas. Sin embargo, las comunidades científicas del mundo se mantienen activas en sus estudios para hallar datos que ayuden a tomar medidas más eficientes para su control.

Mientras se conoce más información respecto a estas tres nuevas cepas del COVID-19, las autoridades de la OMS hacen un llamado a todos países del mundo a reforzar las medidas de bioseguridad.