Nicaragua: Médicos sufren de amenazas constantes por el régimen
Los médicos se exponen al COVID-19 mientras el dictador sigue tomando acciones que les afectan

Desde que el dictador Daniel Ortega asumió el mando en el país centroamericano en enero de 2007,  su posición siempre ha sido desafiante y amenazante contra sus adversos. Su escalada de odio ha afectado a todos, incluso a quienes están exponiendo sus vidas para salvar a los que padecen COVID-19; además, los médicos no han sido incluidos en la  jornada de inmunización contra el virus. 

Todo inició cuando los especialistas cumplían con su deber de salvar vidas y atender a los manifestantes que fueron brutalmente heridos por sus fuerzas de seguridad en las protestas en abril de 2018.

El tirano arremetió contra el gremio y los despojó de sus puestos de trabajo, solo porque no obedecieron las órdenes dadas al personal sanitario de dejar a su suerte a los contrarios al régimen

«Nos han despedido de forma grosera, abusiva, sin excusas. Cuando pregunté cuáles eran las razonas, me respondieron que eran políticas”, expresó Javier Pastora, uno de los médicos despedidos por el régimen, en entrevista para el diario El País.

Las críticas y la exigencia de los nicaragüenses de ponerle fin al régimen han sido castigadas desde aquel entonces.  El movimiento cívico Articulación Leonesa corroboró la información que el gremio repudió: No atender a los manifestantes heridos.

Según reporta el diario El Litoral, solo en 2018  fueron despedidos alrededor de 40 médicos de diferentes especialidades en el Hospital Regional Santiago, de Jinotepe.

El medio también reseña que además hubo despidos en el principal hospital público de la provincia de Carazo (sur) y en el hospital-escuela Óscar Danilo Rosales (Heodra) de León (occidente).

Los despidos ocasionaron indignación en la población. El expresidente Sergio Ramírez repudió el hecho.

Mientras que el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) indicó en un comunicado que «la decisión de despedir a los médicos viola el derecho al trabajo, y el único responsable de este atropello es Ortega».

Amenazas no cesan

En un nuevo episodio de hostilidades y acoso contra los trabajadores del sistema público de salud, el líder socialista Daniel Ortega dictó una orden de despido el pasado junio de 2020.

Medios locales sostienen que la decisión se debió a que el gremio exhortó al régimen a reconocer la propagación comunitaria del COVID-19 en Nicaragua y a adoptar las medidas de prevención recomendadas por la Organización Mundial de la Salud.

Repudio internacional

“Ortega busca intimidar y castigar a profesionales de la salud por intentar proteger la salud de los nicaragüenses y por ejercer su derecho fundamental a la libertad de expresión”, señaló José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos también tomó nota de estos despidos.

“La vulneración de derechos, como la libertad de expresión, puede causar daños incalculables al esfuerzo orientado a contener la #Covid-19 y sus nocivas repercusiones socioeconómicas. El acceso a la información no solo es un derecho humano, también salva vidas”, expresó la oficina dirigida por la expresidenta chilena Michelle Bachelet.

Contagios en el personal sanitario

El Observatorio Ciudadano Covid-19 indica que hasta el 10 de febrero, 875 trabajadores de la salud habían sido reportados con sintomatología asociada al nuevo coronavirus.

En ese sentido, el doctor Leonel Argüello aseguró a la prensa que el tirano no ha incluido a los especialistas en la jornada de inmunización contra el covid-19.

“Tenemos que señalar que mucha gente ha fallecido en este país, pero además de eso, han fallecido 118 trabajadores de la salud, posiblemente más. Yo conozco gente que ha muerto y no quieren aparecer ahí. Los trabajadores de la salud no debieron haber fallecido”, resaltó.

Según datos publicados recientemente, la dictadura sostiene que 4.993 nicaragüenses se han recuperado de coronavirus, mientras que  el Observatorio Ciudadano Covid-19 reporta más de 13.000 contagios.