Nicaragua: condenan a seis años de prisión al opositor Bryan Cornejo

Nicaragua: condenan a seis años de prisión al opositor Bryan Cornejo

El preso político Bryan Cornejo fue condenado a 6 años de prisión por el supuesto delito de robo agravado
El opositor Bryan Cornejo, sentenciado a seis años de prisión por régimen de Daniel Ortega

La dictadura de Daniel Ortega continúa encarcelando y sentenciando a quienes se han opuesto a su régimen y participaron en las protestas de 2018.

Esta semana, el preso político Bryan Cornejo fue condenado a 6 años de prisión por el supuesto delito de robo agravado, según explicó la Dra. María Oviedo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos de Nicaragua.

Los métodos de coacción, persecución, secuestro y juicios a presos políticos responden a directrices de manual, coincidentes en los regímenes dictatoriales de Cuba, Nicaragua y Venezuela, entre otros. El caso de Bryan no escapa a ello.

“Acaban de notificar referente a la sentencia de condenatoria en contra de Bryan Bladimir Cornejo Rivas, la juez impuso la pena de 6 años de prisión por el delito de robo agravado a como ya lo había mencionado cuando resultó el fallo de que hubo pruebas totalmente contradictorias y que comprometía la credibilidad de los testigos y la veracidad de los hechos acusados por el ministerio público pero pese a esto la judicial decidió emitir un fallo de culpabilidad y el día de hoy notifica sentencia ratificando su fallo” aseguró la Dra. Oviedo al diario nicaraguense 100% Noticias.

De igual manera, la abogada de la Corte Permanente de Derechos Humanos manifestó que continuarán con la defensa del preso político por lo que procederán a presentar un recurso de apelación a la sentencia emitida por la jueza sandinista en contra de Cornejo.

Contradicciones y montaje del caso

 Las pruebas de la acusación resultaron contradictorias e insuficientes mencionó la defensora @MariaOviedoD, prevaleciendo la presunción de inocencia. Sin embargo, jueza Fátima Rosales declara culpable a Cornejo.
El excarcelado político del régimen de Daniel Ortega vuelve a pisar las cárceles del país. El exreo político Cornejo, coordinador de juventud del Movimiento Campesino en Managua, fue detenido nuevamente el pasado 29 de noviembre y fue acusado de cometer el delito de “robo agravado”, según reseñó el diario Confidencial.

Milton Cornejo, padre de Bryan, denunció ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) que su hijo nuevamente fue acusado “por delitos que no cometió”, pues afirma que cuando fue interceptado en la Tercera Entrada de Las Colinas, en Managua, regresaba de dejar un pedido que se le solicitó a la empresa donde laboraba.

El hombre asegura que la Fiscalía de Managua le informó que “con este nuevo delito” su hijo perdería el beneficio de convivencia familiar que le fue otorgado el  30 de diciembre al ser excarcelado junto a otros 90 presos políticos de la dictadura de Ortega.

Bryan Cornejo fue detenido por primera vez en julio de 2018 y estuvo encarcelado por más de 18 meses. El opositor fue acusado junto a Walter Juárez y Pedro Gutiérrez de cometer los delitos de “robo agravado y secuestro simple”, luego de protestar contra el régimen de Daniel Ortega.

El progenitor de Bryan Cornejo denunció que, durante esta segunda captura, fueron cuatro sujetos vestidos de civil, a bordo de motocicletas, los que dirigieron el operativo “montado” contra su hijo. Además, señaló que el joven fue golpeado “fuertemente” en el momento de la detención e interrogatorios que le realizaron en el Distrito Cinco de la Policía en Managua.

“Le preguntaban sobre Medardo Mairena y actividades de la Coalición Nacional… En esos interrogatorios también le dieron una patada en el pecho y un golpe en su ojo izquierdo que le provocó fuertes hematomas en su cuerpo y sangrado interno en su ojo”, denunció.

Milton responsabilizó al Gobierno de Nicaragua, la Policía Nacional y al Poder Judicial, “que se presta dócilmente a cualquier causa que de manera fraudulenta crean las fuerzas policiales”, de “cualquier cosa” que le puede llegar a suceder a él, su hijo y demás familiares que también han sido víctimas de amenazas y persecución.