Venezuela: Migrantes se arriesgan en la ruta marítima de la muerte

Migrantes venezolanos se arriesgan en la ruta marítima de la muerte

La OIM señala que solo en 2019 más de 80 venezolanos murieron o se desaparecieron en tres naufragios en el mar Caribe
Migrantes venezolanos se arriesgan en el mar

Venezuela vive una nueva tragedia. Otro naufragio en el mar rumbo a Trinidad y Tobago ha dejado hasta ahora seis muertos, más de 10 desaparecidos y familias destruidas.

Quienes decidieron zarpar a una ruta marítima peligrosa sabían que corrían el riesgo; sin embargo, prefirieron exponerse antes de quedarse un día más en la dictadura de Nicolás Maduro. Una decisión que le costó la vida.

Tal vez, el ojo crítico no encuentra un razonamiento lógico del por qué muchos venezolanos arriesgan sus vidas de tal magnitud. Pero, en ocasiones, el hambre no deja a los sustentos de hogares pensarlo dos veces antes de aventurarse al mar.

Para asomar solo la punta del iceberg, un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) publicado en marzo de 2021, revela que Venezuela se encuentra entre los 25 países en riesgo de agudización de la inseguridad alimentaria, debido a su deterioro económico continuo e impactos socioeconómicos del COVID-19.

La ruta marítima de alto riesgo es la más accesible para las familias con pocos recursos, ya que la compra de un boleto de avión solo se cumpliría en sueños, debido a que los precios de los bienes, productos y servicios están dolarizados porque la hiperinflación se comió a la moneda nacional.

Además, tramitar los documentos legales por las vías normales es innecesario, ya que el legado que le dejó el exdictador Hugo Chávez a la actual generación es la corrupción.

Por ello, los venezolanos más afectados por el régimen no tienen otra opción que usar pequeñas embarcaciones clandestinas que no cuentan con las normas básicas de seguridad, y quienes dirigen estos botes tampoco poseen las capacitaciones requeridas para emprender un viaje en alta mar.

Esta tragedia sucede solo cuatro meses después del naufragio de la embarcación «Mi Recuerdo», que dejó 30 migrantes muertos que se dirigían a Trinidad y Tobago.

¿De dónde salen estas embarcaciones?

Según el medio local Tal Cual, las embarcaciones, que usualmente llevan 30 personas, salen desde Playa Salinas, Playa Pescadores y el puerto número ocho de Güiria, estado Sucre, zona costera del oriente venezolano.

Estos botes también salen desde la ciudad La Horqueta, municipio Tucupita, estado Delta Amacuro, noreste de Venezuela.

Estos recorridos llegan normalmente a la zona de Boca de Dragón, un estrecho que separa el mar Caribe del golfo de Paria. Se encuentra en aguas divididas entre Venezuela​ y Trinidad y Tobago.

¿Cuántos migrantes han muerto en las travesías?

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) reseñó que solo en 2019 más de 80 venezolanos murieron o se desaparecieron en tres naufragios en el mar Caribe.

La ONU estima que más de 5,4 millones de venezolanos salieron de su país desde 2015 huyendo de la crisis prolongada que ha generado el régimen.

De acuerdo con las últimas cifras del organismo, 25.000 de ellos eligieron como destino Trinidad y Tobago, donde hay, según cifras oficiales, al menos 16.000 venezolanos.