migrantes marroquíes llegan a Ceuta

Una crisis migratoria está viviendo España por el ingreso de 8.000 migrantes provenientes de Marruecos, y aunque el gobierno español envió un pelotón del Ejército, persiste la llegada masiva de marroquíes a Ceuta, tras represalias de Rabat contra la administración del líder del PSOE por el ingreso a escondidas del opositor del gobierno marroquí Brahim Ghali.

En Ceuta, que limita al oeste y suroeste con Marruecos, hay una fuerte presencia militar. Medios locales divulgan que Sánchez envió 200 agentes suplementarios al lugar (150 policías y 50 guardias civiles) para reforzar el control fronterizo, que se suman a los 1.100 que habían previamente.

Sin embargo, sus uniformados no han impedido el flujo migratorio ilegal que ha generado preocupación en la población de la zona fronteriza.

El medio español Ok Diario, confirma que ni siquiera la presencia del Grupo de Regulares nº 54 y de la fuerza militar en el punto fronterizo entre España y Marruecos ha evitado la ola masiva de marroquíes.

Se pudo conocer por la prensa local que la presencia militar produjo reacciones agresivas del otro lado de Ceuta, donde cientos de marroquíes lanzaron piedras a agentes y militares.

El país europeo enfrenta una de las más graves crisis migratoria de todos los tiempos con el ingreso ilegal de indocumentados a la vista de las autoridades marroquíes, quienes actuaron de manera vengativa contra las decisiones de Sánchez que no expulsó al líder del Frente Polisario, enemigo público de Rabat.

Hasta este martes, Sánchez habría devuelto 4.000 migrantes ilegales, una decisión que ha sido criticada por las organizaciones españoles, debido a que las expulsiones violan los derechos humanos.