Migrantes con TPS en EEUU no son elegibles para residencia permanente

Los beneficiarios del TPS en EEUU no podrán recibir la tarjeta verde si su ingreso lo realizaron de forma irregular
Migrantes con TPS en EEUU

El Tribunal Supremo de Estados Unidos dictaminó con unanimidad que los migrantes en ese país que recibieron el estatus de protección temporal (TPS, por su sigla en inglés), no son elegibles para pedir la residencia permanente conocida como la “tarjeta verdesi ingresaron de forma ilegal.

El fallo contra los extranjeros afecta a unas 400.000 personas, en su mayoría de El Salvador, que viven en EEUU amparados por el TPS, un permiso que les permite trabajar y es otorgado si se comprueba que escaparon de su nación de origen por desastres naturales o conflictos armados.

El TPS se debe renovar cada 18 meses con la esperanza de recibir la residencia permanente, por lo que la decisión de las autoridades deja de lado el sueño de los migrantes en ese país.

La subdirectora de la Alianza Nacional de Litigio de Inmigración, Mary Kemper, corroboró a medios locales que el fallo afectará a aquellas personas de cualquier país que tengan un TPS y que hayan ingresado sin los documentos exigidos por las autoridades.

Sin embargo, el fallo no afectará a quienes hayan ingresado de forma legal al país y luego pidieron el amparo por razones humanitarias.

La decisión del Supremo no afecta a los beneficiaros de TPS que hayan ingresado legalmente con una visa temporal a Estados Unidos y que, por ejemplo, se hayan quedado en el país más allá de la vigencia de sus visas”, expresó la jueza Elena Kagan.

En EEUU ya hay 85.000 beneficiarios del TPS que han recibido la preciada tarjeta verde, gracias a que ingresaron de forma legal.

Como se recordará, la Cámara de Representantes ya aprobó una legislación que haría posible que los beneficiarios de TPS se conviertan en residentes permanentes; sin embargo, este proyecto de ley tiene que aprobarse en la Cámara Alta, donde los demócratas necesitan sumar al menos 10 votos de los 50 senadores republicanos.

De aprobarse, abriría la posibilidad de que unos 2,5 millones de inmigrantes en EEUU se le ajuste su amparo migratorio.