México y Argentina muestran su cara comunista al rechazar resolución de la OEA contra Nicaragua

Por Dayana López
México y Argentina rechazan resolución de la OEA

Los presidentes de México y Argentina mostraron su verdadera cara comunista al apoyar y dar oxigeno a los desmanes de la dictadura de su camarada nicaragüense Daniel Ortega. El pasado martes rechazaron una resolución del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) contra Nicaragua.

Las últimas acciones del régimen de Ortega incluyen arrestos sin pruebas contra precandidatos presidenciales, líderes políticos y hasta dos excombatientes sandinistas, que ahora son tratados como un peligro y enemigos, pese a que en el pasado lucharon en la guerrilla con Ortega.

A todos les señalan de múltiples presuntos delitos, entre los que destacan «incitar a la injerencia extranjera«. A la periodista y precandidata presidencial Cristiana Chamorro, hija de la expresidente Violeta Barrios de Chamorro -la ama de casa que justamente en el pasado le propinó una  paliza electoral al guerrillero Ortega-, le señalan también de presunto lavado.

Por ello, el Consejo Permanente de la OEA abordó en una sesión extraordinaria la situación de Nicaragua, luego de que el secretario general del organismo, Luis Almagro, planteara aplicar la Carta Democrática Interamericana que obligaría al país centroamericano dejar de cumplir sus funciones en el organismo internacional.

La resolución de la OEA fue aprobada con 26 votos a favor, tres en contra y cinco abstenciones, una medida que fue criticada de forma insólita por México y Argentina, que están indudablemente del lado de la tiranía que dirige Ortega, quien ha demostrado estar decidido a quitar como sea del camino a sus oponentes para seguir en el poder luego de 15 años.

Los aliados del régimen se excusaron diciendo que no se debe “imponer pautas desde afuera o de prejuzgar indebidamente el desarrollo de procesos electorales”.

Los demás miembros de la OEA, por su parte, condenan “inequívocamente el arresto, acoso y restricciones arbitrarias impuestas a los precandidatos presidenciales, a los partidos políticos y a los medios de comunicación independientes”.

Al respecto, solicita la inmediata liberación de los precandidatos presidenciales y de todos los presos políticos, que con los 14 arrestos de las últimas dos semanas ya suman más de 125 presos políticos.

 

TE PODRÍA INTERESAR