Médicos bolivianos llevan una semana de huelga contra el gobierno

Médicos bolivianos llevan una semana de huelga contra el gobierno

Los galenos tienen previsto salir a las calles a marchar y no descartan otras acciones como cierres de vías y  hasta huelgas de hambre
Los médicos prevén aumentar las medidas de presión

Los médicos de Bolivia, que ya tienen una semana en huelga, anunciaron que aumentarán las protestas y medidas de presión hasta que sea derogada la Ley de Emergencia Sanitaria promulgada por  el gobierno socialista de Luis Arce.

Aparte de la huelga, los galenos saldrán a las calles a marchar y no descartan otras acciones como cierres de vías y  hasta huelgas parciales de hambre.

Las movilizaciones del personal de la salud han coincidido con las de productores de hojas de coca de la zona boliviana de los Yungas, lo que ha generado un ambiente mayor de   conflictividad en  Bolivia.

Los médicos no sólo objetan la Ley de Emergencia Sanitaria, también reclaman al gobierno mayor dotación de equipos de bioseguridad para la atención de la pandemia de coronavirus, mayor dotación de equipos e insumos y apoyo a los profesionales de la salud.

En medio del conflicto, el gobierno de Arce ha decidido echar más leña al fuego y ha pedido apoyo a sus socios cubanos para el envío de personal de la isla para sustituir a los bolivianos.

Un grupo de 35 médicos cubanos arribó a Bolivia este fin de semana. Las autoridades aseguran que no son nuevos médicos, sino un número similar a otro grupo que se marchó hace pocas semanas y que forma parte de la Brigada médica cubana que está en Bolivia desde 2006.

“Cada cierto tiempo llegan nuevos colaboradores, no es que se han traído más médicos cubanos”, precisó la ministro de Salud, Adriana Campero.

Los galenos bolivianos no se oponen a que profesionales de otros países puedan ofrecer atención, pero piden que lo hagan solo los que reúnan los requisitos académicos y de formación para esa responsabilidad.

Piden al gobierno que no flexibilicen las normas para el ejercicio en el sector, porque lo que está en juego es la salud de los ciudadanos.

El centro del conflicto

Los trabajadores de la salud rechazan específicamente dos artículos de la nueva ley de Emergencia Sanitaria: uno que prohíbe paralizar actividades en hospitales y otro que permitiría la contratación de personal extranjero sin requisitos que los médicos estiman indispensables.

Elija a The Latam Post como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.