Corte Penal Internacional pospone anuncio acerca del examen preliminar contra Maduro

Las estrategias de la dictadura de Nicolás Maduro para retrasar los resultados del examen preliminar abierto desde 2018 en la Corte Penal Internacional (CPI) por señalamientos de crímenes de lesa humanidad, parecieran estar dando resultados, ya que fue pospuesto el anuncio que pondría en jaque la libertad de los acusados.

La fiscal jefa saliente de la CPI, Fatou Bensouda, esperaba dar los resultados antes de que finalizara su mandato acerca del examen preliminar, el cual determinará si el régimen es culpable o libre de las acusaciones recogidas durante las protestas realizadas entre 2014 y 2017 en el país suramericano.

Bensouda confesó que había llegado a una conclusión final sobre la investigación y que estaba preparada para presentarla; sin embargo, los personeros chavistas enviaron una solicitud de control judicial ante los magistrados de la CPI hace un mes, por lo que atrasó su presentación.

En esa misiva, Maduro se quejaba de un trato “discriminatorio” y “desigual” respecto al que reciben otros países que también se encuentran bajo examen preliminar, acusaciones que fueron negadas por la propia fiscal.

Además, el pasado lunes las autoridades de la dictadura informaron que entregaron a la CPI otro informe que actualiza casos de “sanción ejemplar a violaciones de derechos humanos”, respecto al expediente que tienen abierto desde 2018.

De aprobarse los señalamientos de crímenes de lesa humanidad, el régimen enfrentaría acusaciones que incluyen torturas, asesinatos, detenciones arbitrarias, entre otros delitos y violaciones de derechos humanos, ante la máxima corte internacional de justicia que tendría la potestad de congelar bienes, encarcelar y sancionar a Maduro y sus más cercanos colaboradores.