Isabel-ayuso-rocío-monasterio-elecciones de madrid

El efecto Ayuso no es cuento y los números y porcentajes no mienten. PP y Vox suben estratosféricamente hasta los cielos de Madrid para alcanzar individualmente 62 y 12 escaños para un total de 74, cinco diputados más que la mayoría absoluta de 69, esto según el sondeo de Hamalgama Métrica para OKdiario.

Rocío Monasterio también, por su parte, apuntala el fenómeno tras el escarceo en Telemadrid ante un Pablo Iglesias que furioso salió del canal, sin que le reconocieran que fue una real amenaza a su vida la que recibió, pero ahora ante la amenaza electoral no tiene para donde correr.

Ayuso multiplica sus votos

Así las cosas, Ayuso muerde votos, porcentajes y escaños por todos lados. Un auténtico imán de la derecha que a todos atrae.

Haciendo una disección de la torta madrileña, reflejada en la encuesta de Hamalgama Métrica tenemos:

Ayuso ya va por encima del 43% en la intención de voto y 62 diputados, 753.148 votos más, que en su mayoría proceden del moribundo Ciudadanos que se queda sin representación en el Parlamento Autonómico de la Comunidad de Madrid. Y para más dolor de los naranjas los números dicen que un 32,7% de las papeletas de sus exvotantes vuelan para Ayuso.

Y el número mágico de todo candidato, la panacea que cura los males de cualquier futuro presidente, el sector decisivo, el factor X electoral, también se inclina hacia Ayuso. Por si fuera poco, votará por Ayuso 41,5% de los nuevos votantes o aquellos abstencionistas de 2019, que este año decidirán ir a las urnas.

Por su parte, Monasterio hace lo suyo, gana más de medio punto en 7 días y pasa del 8% al 8,6% en la intención de voto, lo que le suma un importante diputado más. Vox lograría 12 escaños en la Asamblea Autonómica, repitiendo lo logrado hace dos años y se conserva incólume ante el Efecto Ayuso, ya que, según las proyecciones, el 12,7% de sus votos vendrán de Ciudadanos, 7,2% del PSOE y también capitaliza un espectro importante de nuevos votantes o abstencionistas madrileños que ahora sí irán a votar, que será 13% para ellos.

La izquierda va en retroceso

La derecha madrileña va con viento a favor, mientras el bloque tripartito de la izquierda ve una tormenta avanzando esperando que no sea perfecta. Según la encuesta, el candidato socialista, Ángel Gabilondo, experimenta un retroceso, perdiendo un punto y medio en la última semana, para caer a un 23,4% en la intención de voto y el PSOE perder dos diputados en esta carrera electoral, pasando de 37 a 35 escaños, dos menos que en 2019.

La encuesta de Hamalgama Métrica, elaborada a partir de 1.000 entrevistas realizadas entre el 20 y el 22 de abril, muestra que el grado de fidelidad que mantiene el PSOE con sus votantes respecto a 2019, es del 75,4%, inferior al que gozan el PP (91,8%), Más Madrid (79,3%) y Podemos (83,3%). Habrá que ver si la estrategia socialista de la polarización que les ha funcionado en muchos países y regiones reactiva las opciones de su candidato.

Al otro extremo nos encontramos con otro fenómeno electoral, pero en esta ocasión a la inversa de Ayuso. La candidatura de Pablo Iglesias no levanta vuelo.

Un vicepresidente del gobierno español que en un arrebato de iluminación se sintió con el poder de vencer a la «derecha criminal» representada por Ayuso en Madrid. Clic para tuitear

Pablo Iglesias parece ir a la deriva y en el espectro más deseado de cualquier contienda política, más allá de sus votantes duros, el espectro de los nuevos votantes y abstencionistas de 2019 que ahora acudirán a sufragar, se estima que 41,5% votará por Ayuso, 26,5% por Gabilondo, 11,6% por Monasterio, 7,6% por García y solo 6,4% por el líder de Podemos, que pese a sus más extravagantes estrategias no ha podido seducir a los votantes en esta desenfrenada carrera por gobernar en Madrid.