La Matrix

Una forma de saber cuán grave es, es sólo respondiendo: ¿serías capaz de borrar todas estas apps de redes sociales de tu móvil si supieras que te espían las 24 horas?

Por Julio Cesar Rivas
La Matrix

Hace poco se han filtrado los resultados de un nuevo estudio de efectos que las redes sociales generan en nuestra salud, arrojando una lista de consecuencias negativas, que van desde la ansiedad, trastornos de personalidad, depresión, FOMO (miedo a perderse alguna cosa) y trastorno de sueño. ¿Por que razón?.

Estás apps que tomaron mucha fuerza en 2009 y ahora son parte de nuestras vidas, han dejado de ser simples carteleras para postear recuerdos o ideas y se transformaron en fuentes de información, que en un principio creíamos descentralizada. Pero a estas alturas ni los pensamientos de nuestras madres posteados en estas, llegan a nuestros ojos por azar.

Se tratan de algoritmos computarizados, que buscan de nosotros mayor tiempo en pantalla, para así subir valor a la hora de vender nuestra data para las compañías o personas que requieran influenciarnos.

Con estos algoritmos, que tienen capacidad ventajosa porque obtienen la mayoría de nuestros gustos recabados a través de nuestros dispositivos móviles conectados a la red, las compañías moldean nuestra conducta y ocasionalmente generan trastornos, al querer dibujarnos como todo aquello que estamos viendo.

Es un tema profundo, pero del que hay suficiente información. Una forma de saber cuán grave es, es sólo respondiendo: ¿serías capaz de borrar todas estas apps de redes sociales de tu móvil si supieras que te espían las 24 horas? Un 99% de los que leen esto, aunque digan que sí, no lo harán.

El cerebro humano durante miles de años no ha cambiado en nada en su capacidad de memoria, las computadoras al contrario evolucionan a gran velocidad día a día, las Big Tech a través de sus aplicaciones de redes sociales, no solo lograron influenciarnos, moldearnos, revolucionan la forma en cómo accedemos a la información, si no, que nos han hecho dependientes, y lo han logrado porque hay cientos de computadoras, millones de ellas, escaneando nuestra vida minuto a minuto, ahora mismo mientras ves una historia en Instagram las computadoras ven tu reacción, tus gestos para saber cómo lo has tomado y lanzarte la siguiente. Es una guerra desigual.

Pero venimos a hablar de películas y Terminator fue parte importante de mi generación y la anterior. Las máquinas que veíamos como ficción hoy aparecen en nuestra vida cotidiana, algunas manejadas por hombres, como los drones que mataron hace poco una familia entera en Afganistán; el robot que limpia la casa o el mesonero que me topé en un restaurant por falta de personal humano.

El futuro ha llegado y ya convivimos con robots. Con más frecuencia veo autos que se conducen solos y máquinas que hacen entregas de forma autónoma, y a partir del año que viene veremos el lanzamiento de robots humanoides para hacer trabajos aburridos, repetitivos o peligrosos para los humanos.

¿Pero que consecuencias tendrá para nosotros? Mi gran preocupación se basa en que las grandes tecnológicas han conseguido someternos en muchos aspectos, a través de dispositivos pequeños (nuestros celulares) que podemos apagar con un botón, pero que casi nunca presionamos, ¿que será de nosotros frente a máquinas autónomas, con capacidad y conocimiento interconectado a una red millones de veces más poderosa que nuestro cerebro?.

Sin duda es emocionante saber que la era de ficción que soñaban nuestros abuelos es ahora nuestra vida, ¿pero estamos dispuestos a que nuestra especie sea sometida de forma definitiva por las grandes compañías tecnológicas?.

Es una batalla difícil de ganar, ya he explicado el porqué. Pero así como nos han anunciado que Matrix tendrá una cuarta entrega, científicos trabajan con mucho éxito, para ofrecernos la “pastillita azul” que posiblemente nos de las habilidades de Neo (protagonista de la saga).

Neurolink, un chip que se implantará en cerebros humanos, en inicio con fines médicos, pero que tendrá capacidad de almacenar nuestros recuerdos en la red pero también de acceder a esta. Y aunque de todas luce como una espada de Damocles, viviendo el futuro, siento que será nuestra alternativa para intentar igualar fuerzas a la hora del conflicto, que tanto en Terminator como en Matrix se ha profetizado.

Mientras, respira frente al mar, observa las hojas de los árboles, saborea las frutas, siente la energía de tu pareja, ama a los tuyos, llora y ríe, eres humano, eres de los nuestros y aunque con muchas restricciones puedes tomar tus propias decisiones. Esto no se trata de una película, si no del peligro que corre nuestra libertad.

Deja un Comentario

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

TE PODRÍA INTERESAR