Justicia argentina vuelve a suspender clases presenciales

Justicia argentina vuelve a suspender las clases presenciales

La Corte Suprema de Justicia se declaró competente para analizar el caso y anticipó que le dará un trámite acelerado al expediente
Las clases en Buenos Aires en un dilema
La pelea a pulso que mantienen el presidente argentino, Alberto Fernández, y la sociedad de Buenos Aires, tuvo un nuevo giro este martes, cuando un Juzgado Federal ordenó la suspensión de las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires, con lo que el mandatario socialista se anotó un punto, pero sembró mayor rechazo entre la ciudadanía que reclama que los niños retornen a las aulas y se niegan a seguir en cuarentena después de los escándalos de corrupción con las vacunas y la poca efectividad de las medidas gubernamentales sobre la pandemia.

 

La instancia judicial envió el expediente a la Corte Suprema, acción con la deja sin efecto la medida cautelar planteada por los padres de alumnos contra el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de suspensión de las clases presenciales en Buenos Aires.

 

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dijo que tras este paso, ahora esperara que en los «próximos días» la Corte Suprema de Justicia dictamine sobre la posición de la Ciudad de Buenos Aires contra la suspensión de las clases presenciales por 15 días dispuesta por el Gobierno nacional.

 

La Corte ya le dio traslado al Gobierno nacional para que informe, luego de tomar todos nuestros argumentos, así que lo que corresponde es esperar que dictamine en los próximos días», dijo el funcionario.

Vamos a acatar el fallo de la Corte Suprema; eso está fuera de discusión», agregó luego en una entrevista en una emisora local.

Este lunes, la Corte Suprema de Justicia se declaró competente para analizar el caso y anticipó que le dará un trámite acelerado al expediente para resolver la situación.

A nivel nacional, el caso de las clases presenciales lo tiene la Corte Suprema, que dictaminó que es competente para dictaminar en un tema como este, ya que es una discusión entre el Gobierno nacional y un gobierno local, con lo cual no debería actuar un juzgado federal», consideró el mandatario porteño.

Solicitud de inhibición de la justicia porteña

Luego de que el domingo la sala IV de la Cámara en lo Contencioso y Administrativo y Tributario de la justicia porteña ordenara la continuidad de la presencialidad educativa en la ciudad, la Procuración del Tesoro de la Nación, a cargo de Carlos Zannini, pidió la inhibitoria de la justicia porteña y que se mantenga la aplicación del decreto presencial en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires.

Al exponer sus argumentos en favor de las clases presenciales, Rodríguez Larreta destacó que «respecto de la educación, la Constitución nacional dice que quien es competente y quien es responsable, es el Gobierno de la Ciudad, y, si hay una discusión de interpretación de alguna norma, lo tiene que dirimir la Corte».

En ese punto, agregó que «la Ciudad tiene estatus de provincia, es autónoma, eso está fuera de discusión» y sostuvo que, «de hecho, la Corte tomó el caso; si no, no lo hubiera hecho».

Acataremos el fallo que la Corte disponga, pero, por otro lado, yendo al fondo de la cuestión, para nosotros es fundamental que los chicos estén en las aulas, y las clases presenciales se abrieron porque hubo un fallo de la Justicia que nos ordenó habilitarlas», subrayó

De todos modos, resaltó que, dada la preocupación transmitida por el Gobierno nacional, decidieron «fortalecer los cuidados y el control alrededor de las escuelas, para que no haya aglomeraciones».

Insistió con que «la educación es una prioridad» y es «lo último que hay que cerrar».

El año pasado fue terrible en términos de deserción y de repitencia. No podemos volver a eso ya que tenemos evidencia de que nuestras escuelas no contagian más que el resto de la ciudad», aseveró Rodríguez Larreta.

En ese marco, señaló que «ayer más de la mitad de las escuelas abrieron» y sostuvo que para hoy se espera que la actividad en las aulas «se normalice por completo».