Como ya ha ocurrido con otros casos, la comunicación de pase a juicio de Heath, se hizo durante  la noche. El pasado miércoles la juez Carol Padilla, del Juzgado Especial 1° de Primera Instancia de Control informó la decisión.

Ahí se indicó que no fueron admitidas las pruebas presentadas por la defensa y se le negó el derecho a un traductor. Por su parte, el abogado de Heath, Guillermo Heredia, logró que su defendido declarara en la audiencia.

En el informe presentado por el Instituto Casla destacaron que el detenido habría recibido numerosos golpes, descargas eléctricas, asfixias con bolsas plásticas y amenazas de muerte.

Esas torturas fueron hechas con el propósito, según el Instituto Casla, de que confesara ser parte de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA).

Heath ha estado en dos ocasiones encerrado en una celda denominada por el Instituto Casla como La Caja de Muñecas, que otros denominan Caja de los Sueños, con medidas de 60 x 60 y 2,75 metros de altura.

Durante los casi seis meses que tiene detenido, aseguró el Instituto Casla, no se le ha permitido hablar con su familia por teléfono, y contrario a lo ocurrido con el abogado de Heath, la juez admitió todas las pruebas presentadas por el Ministerio Público, incluso las impugnadas por la defensa.

El Instituto Casla sigue de cerca el caso para el mundo

El Instituto Casla es una organización de Derechos Humanos con sede en Praga, que el pasado 14 de enero presentó ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) el cuarto Informe (año 2020) sobre el avance en Venezuela de la estructura de “represión sistemática y planificada” por el régimen de Maduro con el apoyo de Cuba y de Irán.

En ese informe, el Instituto Casla precisó los nuevos patrones y centros clandestinos de tortura, y un nuevo capítulo sobre la responsabilidad del régimen cubano en la planificación de la represión e inducción de dichos crímenes.

El evento contó con la participación del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, la Vicepresidente del Parlamento Europeo, Dita Charanzova, y la Directora Ejecutiva del Instituto Casla, la abogada venezolana Tamara Suju.

EEUU pide un juicio justo, transparente y público

El 11 de septiembre de 2020, el mandatario Nicolás Maduro informó que los organismos de seguridad del Estado habían capturado a un presunto espía estadounidense que efectuaba una operación en Falcón, concretamente en las refinerías de Amuay y Cardón.

De acuerdo con Maduro, el implicado fue detenido con armas pesadas, dólares en efectivo y otros elementos que dejan clara su responsabilidad en los hechos. Se trataría de un miembro del Cuerpo de Marines de Estados Unidos, que prestó servicio en bases de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en Irak.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Ned Price, pidió el pasado lunes vía Twitter que Matthew Heath, pueda tener una audiencia «transparente, justa y pública», así como contar con las garantías que se requieren en un juicio justo.

El exmarine fue arrestado en Venezuela, en septiembre de 2020, y fue acusado por Nicolás Maduro de ser un terrorista y espiar para Donald Trump.

Tarek William Saab identificó ese año de 2020 el nombre de Matthew Heath, veterano de guerra estadounidense, de estar dentro de un plan para sabotear instalaciones petroleras y de electricidad

El congresista republicano Chuck Fleischmann, durante su visita a Caracas para conocer más en profundidad del caso, afirmó estar «profundamente preocupado» por el proceso.

El régimen de Maduro no ha sido transparente sobre este caso ni se ha adherido a las normas internacionales para este caso», afirmó el legislador Fleischmann, según AFP.

El fiscal designado por la asamblea constituyente, Tarek William Saab, destacó que el «espía» fue apresado junto a otras cuatro personas de nacionalidad venezolana, identificadas como Marcos Antonio Garcés Carapaica, Darwin Andreizo Urdaneta Pardo, Daeven Enrique Rodríguez Argueta y Reinaldo Enrique Finol, quienes fueron imputados por la comisión de los delitos de traición a la patria, terrorismo, tráfico ilícito de armas y asociación para delinquir.

Matthew, por su parte, será procesado por terrorismo, tráfico ilícito de armas y asociación para delinquir.