James Story revela reuniones entre Maduro y Guaidó

El embajador de EEUU para Venezuela sostuvo que ambas partes se han sentado en una mesa en tres ocasiones
El embajador de EEUU para Venezuela sostuvo que ambas partes se han sentado en una mesa en tres ocasiones

El embajador de Estados Unidos para Venezuela, James Story, reveló que equipos de Juan Guaidó y Nicolás Maduro mantuvieron encuentros a fin de organizar los protocolos de vacunación contra el COVID-19 .

Al respecto, el embajador “felicitó” a ambas partes, por lo que está dispuesto a cooperar con el proceso.

Señaló que por ello planean descongelar los fondos a fin de facilitar comprar vacunas a través del mecanismo de la ONU, COVAX.

«Debería felicitar tanto al régimen como al gobierno interino del presidente Juan Guaidó, que se han sentado en la mesa de negociación tres veces para hablar sobre (el mecanismo COVAX) y cómo pueden ellos trabajar con OPS y también con Unicef para traer las vacunas a Venezuela», afirmó Story.

Subrayó que Estados Unidos tiene como enfoque dar asistencia humanitaria y diplomática a la nación suramericana.

Cuando fue consultado con respecto al monto de la ayuda de su país a Venezuela, expresó que “no debería yo hablar de cifras en este momento”.

Por ello, el embajador sostuvo que viajará próximamente a Washington para hablar acerca del tema y de cómo coordinar los recursos para los venezolanos.

Enfatizó que los aliados de EEUU tienen como fin “aliviar la crisis humanitaria y también todos queremos que los venezolanos tengan la oportunidad de expresarse políticamente, a través de elecciones libres, justas y verificables”.

Venezuela atraviesa una profunda crisis humanitaria producto de la mala gestión del socialismo que se ha mantenido en el poder desde hace más de 20 años con elecciones calificadas como fraudulentas por la comunidad internacional y opositores al régimen.

La pandemia de COVID-19 solo agudizó la crisis. La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) indicó en un reciente informe que los niveles de nutrición de los niños menores de cinco años ya son comparables con los de los países más pobres del planeta.