Autoridades investigan a un inspector por el derrumbe en Miami, EE. UU.

Las autoridades estadounidenses investigan al inspector Ross Prieto, jefe principal de la edificación que hace nueve días se desplomó en la zona de Surfside, de Miami.

La investigación surgió luego de conocerse que también colapsó una obra que supervisó en el año de 1997.

Según informó The New York Time, en el año 2018, Ross Prieto le informó a los habitantes de Champlain Towers South que la edificación parecía estar “en buenas condiciones”, a pesar de las advertencias de un ingeniero consultor.

Por esta razón, Prieto entra dentro de la investigación que se está llevando a cabo para determinar qué provocó la falla del pasado 24 de junio, que dejó al menos 22 personas muertas de manera oficial y más de 140 sepultadas entre los escombros, que hasta que sus cuerpos no sean recuperados se encuentran clasificadas oficialmente como desaparecidas.

Afectaciones reportadas previamente

La propiedad horizontal ya presentaba afectaciones y el funcionario estaba al tanto de estas, así se lee en correos electrónicos divulgados por las autoridades de la ciudad.

En el reporte de ingeniería del año 2018 se advertían los daños al hormigón y a los refuerzos de acero del edificio en zonas que podían afectar su integridad estructural, pero el inspector hizo caso omiso de esta advertencia y les dijo a los residentes de la edificación que parecía “estar en buenas condiciones”.

Tiempo después de esta revisión, propietarios del edificio escribieron a las autoridades de la ciudad para manifestar su preocupación ante las actividades de construcción en un lugar cercano a la edificación, pero Prieto se negó a enviar a un inspector, según los correos electrónicos.

La respuesta por parte de Prieto a esa solicitud fue “No hay nada que inspeccionar”.

Colapso de otra edificación inspeccionada por Prieto

Tras el lamentable suceso de la semana pasada, las autoridades están tomando en cuenta hasta el más mínimo detalle para determinar las causas que provocaron esta tragedia.

En esa línea de investigación se encontraron con el colapso en el año de 1997 del Club Kennel Biscayce, una pista de carrera que perros, que también fue inspeccionada por Ross Prieto.

La tragedia sucedió mientras se realizaban trabajos de demolición en ese club, los cuales eran realizados por un subcontratista, que no contaba ni con licencia ni seguro ni registro.

Uno de los sobrevivientes y trabajador de esta empresa demoledora, José L. Haar, contó que “todos empezaron a echarse la culpa: los dueños, la ciudad”, ante el hecho.

Cabe mencionar que las autoridades también están revisando todas las edificaciones de la ciudad que tiene más de 35 años para evitar que suceda una tragedia como esta.