Marroquíes consideran que llegaron a la ciudad ocupada de Ceuta

La crisis migratoria en Ceuta, ubicada al norte de África que pertenece a España desde el siglo XVI, se torna cada vez más compleja para el gobierno de Pedro Sánchez, luego de conocerse que en Marruecos están convencidos de que el paso masivo de marroquíes a la ciudad costera fue simplemente normal, porque este sería un territorio que, según estiman, les pertenecería y que España finalmente sería la que le ocuparía de manera irregular.

Las tensiones aumentaron aún más en las últimas horas al conocerse además que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, condecoró en una oportunidad al general Mohammed Haramou, comandante en jefe de la Gendarmería Real de Marruecos y quien le dio autorización a más de 10.000 marroquíes para infringir el paso ilegal en la zona fronteriza de la playa El Tarajal, que da acceso a Ceuta.

Mientras que en España denunciaban la ola de marroquíes que pasaban a territorio español a la vista de las autoridades; desde Marruecos, la noticia fue transmitida de una forma insólita que ha generado preocupación en la nación ibérica: Miles de personas ingresaron a la “ciudad ocupada de Ceuta“.

Colocando esos hechos en un mismo lienzo queda claro que el escenario es realmente complejo para España y que obligaría a sus autoridades a reconsiderar sus posiciones y medidas con respecto a Marruecos, algo que desde hace meses piden a gritos los dirigentes de VOX, que se plantean el extremo del cierre de la zona y fuertes medidas contra migrantes irregulares para defender el territorio.

El portal Ok Diario corroboró que en medio de los disturbios que se produjeron el pasado 20 de mayo por la llegada irregular de migrantes a Ceuta, en la localidad marroquí de Castillejos, en las retransmisiones y otros videos divulgados las palabras que se usaron fueron relacionadas con “territorio ocupado” y “desalojo”.

En directo desde Castillejos: se ha desalojado la ciudad ocupada de Ceuta a los harraga”, fue uno de los pases en vivo que pudo confirmar el medio local.

El término usado que también sorprendió a los españoles fue “harraga“, ya que en árabe se usa solamente a los “viajeros ilegales que parten desde África a territorios controlados por Europa“.

Tiene otro significado, como quemadores, que consiste en una práctica que tienen los ilegales al llegar a una nación, es decir, queman su ropa y toda su documentación para alargar el proceso de deportación.

Cabe resaltar que desde la década de 1970​ Marruecos ha enfatizado la inclusión en su territorio de Melilla y Ceuta, así como las plazas de soberanía limítrofes con el territorio marroquí; sin embargo, el Gobierno español nunca ha establecido negociaciones de ningún tipo por ello.