Chile: Incendio en el hospital obliga a evacuar a más de 30 pacientes de terapia intensiva | THE LATAM POST
Incendio en un hospital en Chile obligó a evacuar a pacientes con COVID-19 que están en UCI

 

Un gran incendio en el hospital San Borjas Arriarán, de Santiago de Chile, obligó al personal médico a  evacuar más de 30 pacientes con covid-19, la mañana de este sábado 30 de enero.

Los enfermos fueron trasladarlos de emergencia a otros centros de la salud de la ciudad, a pesar de la saturación que existe en las unidades de cuidado intensivo de la capital, precisamente por el repunte de casos de este virus.

La maniobra de desalojo requirió de una combinación de esfuerzo y destreza para garantizar la vida de los pacientes, ya que ocho de ellos se encontraban intubados en estado crítico y que requerían ventilación mecánica.

“Fueron trasladados en camillas con ventiladores portátiles. Ninguno ha muerto. Todos fueron trasladados con mucha calma”, señaló cerca del mediodía el ministro chileno de Salud, Enrique Tejera.

Por su parte, el subsecretario de Redes Asistenciales, Alberto Dougnad, indicó que los pacientes que se encontraban ingresados con otras dolencias, también serían trasladados a otros centros de salud. El ejecutivo añadió que existía una alta probabilidad de que el hospital se encontrara fuera del servicio al menos por lo que resta del fin de semana.

Recuento del incendio

Según testigos, el incendio en San Borjas Arriaránse, ubicado en el centro de la capital, habría iniciado cerca de las 7 de la mañana, hora chilena.

Mientras los bomberos ingresaban a apagar las llamas, un amplio equipo conformado por médicos, policía y ejército, realizaban la evacuación controlada del lugar, manteniendo las medidas adecuadas debido a la pandemia del coronavirus.

Los sanitarios y oficiales salían a uno tras otro por el estacionamiento del hospital, portando camillas con pacientes, muchos de los cuales se encontraban en situación crítica.

Los bomberos lograron controlar totalmente las llamas antes de las 11am. Tras las inspecciones, se reporta que el fuego solo afectó de manera grave a la unidad de pediatría, pero el personal y pacientes de esa área logró ser desalojado a tiempo. Afortunadamente el incidente no deja ni heridos, ni muertos que lamentar.

Las autoridades aún se encuentran investigando las causas que ocasionaron el incendio en el hospital, aunque hasta ahora todo parece apuntar a que se debió a un cortocircuito.