Hamas lanza aterrador ataque contra Israel y lanza más de 1.050 misiles en 48 horas

El 90% de los misiles fueron interceptados por la Iron Dome o Cúpula de Hierro, el impresionante sistema de defensa antiaéreo israelí
Hamas ataca a Israel

Los ancestrales enfrentamientos bélicos entre Israel y Palestina se han recrudecido desde el pasado lunes a niveles nunca antes alcanzados, tanto que este ataque ha sido considerado como el más aterrador que haya sufrido el territorio israelí, donde han logrado detener la mayoría de los los misiles con su eficiente sistema antimisilistico conocido como la “cortina de hierro”.

Una verdadera lluvia de cohetes ha sido lanzada por el grupo terrorista Hamas desde la franja de Gaza contra Israel, especialmente contra Tel Aviv, una acción que llevaba la clara intención de destruir por completo la ciudad y causar la mayor cantidad de víctimas civiles.

La brigada Al Qasam como brazo armado de la organización islamista palestina Hamás hizo las primeras agresiones misilísticas al lanzar más de 200 cohetes desde Gaza, siete de los cuales fueron dirigidos a Jerusalén.

La arremetida no se detuvo y en las últimas 48 horas han lanzado más de 1.050 cohetes y un drone dirigido con explosivos.

El 90% de los misiles fueron interceptados por la Iron Dome o Cúpula de Hierro, el sistema de defensa antiaéreo israelí.

Los avances tecnológicos de guerra se pusieron en acción, Iron Dome o Cúpula de Hierro, dio un espectáculo de última generación al bloquear con sucesivos estruendos los misiles lanzado por Hamás, algunos pudieron pasar destruyendo dos viviendas en donde murieron dos mujeres de las tres mujeres israelíes, un autobús igualmente estalló por los aires ante el impacto de uno de estos misiles dejando varios heridos, una escuela que afortunadamente estaba vacía de las alegres risas de los niños también fue impactada, poco a poco las calles de Tel Aviv se llenaron de heridos, escombros y sangre.

Una guerra misilística

Alarmas, silbidos que rompen el aire, explosiones, fuego, gritos, muerte es lo que marcó la escalada en la cual el ejército israelí respondió con ataques aéreos de sus aviones caza F-35 Lightning II contra 130 objetivos en Gaza.

La inédita lluvia misilística sobre Tel Aviv con nuevos cohetes era la represalia con la que Hamás había amenazado a Israel en caso de que bombardeara el edificio residencial donde mantiene sus oficinas.

Pero poco antes de las nueve de la noche, la aviación israelí rompió las sombras con sus F-35 y convirtió en ruinas la Torre Hanade, de 13 plantas, al igual que otro edificio cercano.

Incursiones aéreas mortales

Las incursiones aéreas israelíes sobre posiciones de Hamás en Gaza, así como de Yihad Islámica, mataron a unos 30 palestinos, entre milicianos y civiles, diez de los cuales lamentablemente serían menores.

Así los heridos y muertos se han ido multiplicando y la tecnología ha permitido que las muertes no hayan sido muchos más.

En Sederot, población mayoritariamente judía, la gente corría con premura a los refugios ante el trémulo ulular constante de sirenas antiaéreas. Pese a lo cual se registraron más de 70 heridos, después de que varios proyectiles lograran esquivar la Cúpula de Hierro.

En Gaza, el número de civiles heridos supera los 150. Israel ha bautizado la misión como Guardián de las Murallas.

Hamás acusa a Israel

Hamás, por su parte, ha bautizado como Operación Jerusalén su campaña, responsabilizando a las fuerzas de seguridad israelíes de estos nuevos despachos de guerra, por no abandonar el barrio jerosomilitano de Sheij Yarrah y la explanada de las Mezquitas, donde habían causado heridas a más de setecientos manifestantes palestinos desde la noche del viernes.

Mientras tanto, 5.000 soldados reservistas israelíes han sido llamados a filas, ante el esperado recrudecimiento de esta guerra ancestral.