Guyana compra embarcación patrullera por $11,5 millones para proteger frontera

La embarcación será utilizada por la Guardia Costera a fin de patrullar la Zona Económica Exclusiva, ante los problemas fronterizos
Guyana compra embarcación patrullera

Guyana, uno de los países más pobres del Caribe, invirtió los fondos públicos para adquirir una embarcación patrullera a una compañía de Estados Unidos por un valor de 11,5 millones de dólares para estar preparados por la disputa fronteriza con Venezuela.

La ministra de Asuntos Parlamentarios y Gobierno, Gail Teixeira, confirmó la compra durante una sesión en la Asamblea Legislativa de ese país.

La funcionaria aclaró que la embarcación será utilizada por la Guardia Costera a fin de patrullar su Zona Económica Exclusiva, ante los problemas fronterizos.

Tenemos un problema fronterizo. Hubo incursiones en nuestras aguas y ante ello contábamos con una embarcación vieja y, por lo tanto, se tomó la decisión de adquirir una nueva”, expresó.

Guyana no tendrá la embarcación hasta que realice el último pago a la empresa estadounidense Metal Shark, por lo que se espera que sea en 2022, cuando finalice la deuda.

El Esequibo en claves

El imperio español fue el primero en explorar el territorio. Solo hasta un siglo después, en 1594, España oficializó la posesión de la Provincia de Guayana, y la integró a la cartografía de sus colonias en América.

Sin embargo, los españoles descuidaron esta región y no le quedaron oportunidades de defender la Provincia de Guayana tras la invasión holandesa de 1615. Y en 1840, los británicos le pidieron a su explorador Robert Schomburgk, marcar una línea divisoria entre Venezuela y la Guayana Británica.

Por ello, en 1841, los venezolanos protestaron internacionalmente y acudieron a países de la región en busca de apoyo. Los estadounidenses propusieron el escenario judicial internacional llamado Laudo Arbitral de París de 1899.

Los venezolanos tenían como argumento el principio en derecho denominado “Uti possidetis iure” ó “como poseías, seguirás poseyendo”, debido a su herencia territorial recibida de los españoles. Sin embargo, la sentencia de París favoreció a los ingleses y les adjudicó el territorio del Esequibo.

Venezuela no se quedó de brazos cruzados y siguió defendiendo su herencia, por lo que en 1966, luego de que Reino Unido perdiera colonias en tiempos de postguerra, esa región firmó un acuerdo internacional con Venezuela, conocido como el Acuerdo de Ginebra, el cual estipuló que se reconocía el reclamo territorial venezolano.

De no llegar a un acuerdo entre ambas partes, el secretario general de las Naciones Unidas tendrá la potestad de escoger la mejor forma de resolverlo.