Fuentes conocedoras del movimiento del narcotráfico fronterizo señalaron que el derecho a utilizar las pistas de narcotráfico, cuando no se es el dueño, es de unos 100.000 dólares. Y si bien la mayoría de los vuelos salen rumbo a Centroamérica, hay unos que pueden llegan hasta Sierra Leona, en África.

Claudia Gurisatti, directora del canal colombiano internacional de noticias NTN24, afirmó  en entrevista con El Nacional que la presunta protección que Nicolás Maduro le garantiza en Venezuela a Seuxis Pausias Hernández Solarte, alias Jesús Santrich, prueba que en el país existe un régimen delictivo transnacional.

Todo esto prueba aún más que lo que hay en Venezuela es un régimen delictivo transnacional. Maduro es el jefe de la estructura criminal más grande del mundo, no lo dudemos. Él es el jefe criminal más grande del mundo porque desde Miraflores o su poder de facto se ha convertido en el epicentro transnacional del crimen organizado”, dijo.

Según la organización InSight Crime, pobladores de Apure y del sur del estado Zulia han asegurado que han visto avionetas que sobrevuelan esas zonas con mucha frecuencia.

Además, la presencia de pistas clandestinas en muchas fincas es un secreto a voces.

También hay que mencionar la participación de miembros activos o retirados de las fuerzas armadas venezolanas en estos vuelos. 

Un caso es el del capitán Gino Alfonso Garcés Vergara, quien colaboraba con carteles de narcotráfico colombianos y mexicanos para ingresar aeronaves provenientes de México a Venezuela que luego salían cargadas hacia Centroamérica, de acuerdo a una investigación de la Policía de Colombia y la DEA, destacó InSight Crime.

Más de 70 pistas clandestinas

De acuerdo con denuncias hechas por la ONG  Fudaredes, en Venezuela hay más de 70 pistas clandestinas que funcionan para el narcotráfico, la mayoría ubicadas en los estados fronterizos del país.

Javier Tarazona, director general de FundaRedes, pidió al Ministerio Público abrir una investigación sobre estas ilegales infraestructuras y actuar de inmediato para frenar los enfrentamientos y la operatividad de los grupos guerrilleros colombianos (FARC y ELN) que se disputan el negocio del narcotráfico, las armas y el control territorial.

De las más de 70 pistas clandestinas, 13 se encuentran en el sector La Macanilla, 9 en Achaguas, 9 en Rómulo Gallegos, 4 en la zona norte del Táchira (frontera con Mérida y Zulia), 6 en los municipios Catatumbo y Jesús María Semprún del estado Zulia, y 4 en el estado Falcón.

“Si bien es cierto durante el año 2019 fueron descubiertas por el estado venezolano 36 pistas clandestinas y 23 aeronaves involucradas en narcotráfico, no es menos cierto que hoy solo en estados fronterizos contabilizamos más de 70 pistas clandestinas que operan para la actividad del narcotráfico en territorio venezolano, ante la mirada cómplice y la participación de funcionarios del Estado”, señaló al momento de realizar la denuncia en nociembre de 2020.

Precisó que en cuatro pistas clandestinas ubicadas en la zona norte del estado Táchira se movilizan avionetas diariamente. 

Cada aeronave que se mueve en esas pistas clandestinas, tendría al menos una tonelada de droga, cantidad que evidenciaría los grandes niveles de actuación que se tienen en esta materia en la región fronteriza. Clic para tuitear