Fiscalía de Barcelona inicia investigación contra Ada Colau

La alcaldesa de la ciudad aseguró que las subvenciones fueron concedidas respetando "la legalidad"
Colau habría mantenido vínculos con entidades afines antes de ocupar sus cargos

La Fiscalía de Barcelona inició una investigación contra la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, por conceder hasta 3,4 millones de euros en subvenciones supuestamente irregulares a entidades afines.

La denuncia, interpuesta por el grupo de Abogados Catalanes por la Constitución, le atribuye los presuntos delitos de prevaricación, fraude en la contratación, malversación y tráfico de influencias.

Medios locales reseñan que estos delitos apuntan a la concesión por parte del Ayuntamiento de Barcelona de subvenciones al Observatorio DESC, a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), la Alianza contra la Pobreza Energética (APE) o Ingenieros sin Fronteras (ESF).

La denuncia también recae sobre la exconcejal de Ciutat Vella Gala Pin, la exconcejal Laia Ortiz, la asesora municipal de Vivienda Vanesa Valiño, la teniente de alcalde Laura Pérez y la directora del Observatorio DESC, Irene Escorihuela.

“Estas subvenciones son parte de una continuidad y habitualidad absolutamente contrapuesta al término de excepcionalidad o extraordinaria y que presuntamente se usaron para esquivar una licitación abierta o un concurso para concederlas”, señala el escrito por el grupo de letrados.

Además aseguran que tanto Colau como el resto de denunciados han mantenido vínculos con estas entidades antes de ocupar sus cargos, por lo que consideran que otorgaron ayudas públicas a colectivos con los que colaboró o tuvo relación en su etapa como activista.

Por su parte, la alcaldesa sostuvo en entrevista ofrecida a medios locales que las subvenciones municipales a la PAH y al Observatorio Desc vienen del mandato del exalcalde de CiU Xavier Trias y que el Gobierno de BComú y PSC se limitó a renovar “un convenio que ya existía”.