Exmiembros de Podemos niegan haber pagado a la supuesta niñera de Montero

Por Ruth Meyerowitz
La justicia sigue investigando el "Caso niñera"

La exgerente del partido español Podemos, Rocío Esther Val, y el tesorero, Daniel de Frutos, negaron ante la justicia que la niñera de la Ministra de Igualdad, Irene Montero, cobrara con fondos de esa organización política. 

La declaración de ambos se registra en el marco de la investigación del llamado «Caso niñera», que se inició luego de que denunciaran que la asesora ministerial de Montero, Teresa Arévalo, fue niñera de su hija en medio de la campaña de elecciones de 2019, y que su pago provenía de fondos públicos. 

La asesora y presunta cuidadora de los niños de la ministro y el  exvicepresidente segundo del gobierno, Pablo Iglesias, además de esas posiciones, ocupaba un cargo medio en el partido y en el pasado período fue diputada.

Ambos fueron citados en calidad de investigados por el titular del Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid, José María Escribano, quien investiga si hubo algún delito de administración desleal  al pagar a la asesora con fondos del partido para cuidar a la hija de Montero.

El evento que se investiga en concreto es si hubo algún delito durante el viaje del 20 de octubre de 2019 que tuvieron hacia Alicante Irene Montero, su hija menor, Arévalo -como jefa de Gabinete- y el resto del equipo electoral. En ese viaje, Arévalo habría cuidado a la hija de Montero. 

Algunas fuentes aseguraron que tanto Val como De Frutos no fueron capaces de explicar con certeza las funciones que tenía Arévalo para el partido. Tampoco sus labores durante dicho viaje a Alicante, reseñó la prensa local.

Arévalo ya había declarado el pasado miércoles en los juzgados de Plaza de Castilla, donde aseguraba que solo sostuvo durante unos “segundos” a la hija de la ministra y que “no cobraba dinero del partido”. 

El Tesorero y la exgerente han explicado ante el juez que se le pagó el billete de tren a Arévalo con destino a Alicante porque en su momento era candidata de Unidas Podemos a las elecciones generales. 

El partido morado ha afirmado que este procedimiento judicial se trataría de otro supuesto «montaje más para perseguir a Podemos” y lo tacharon de “machista”. 

La Fiscalía pidió al juez la imputación de ambos ex integrantes de Podemos al considerar que “tanto en el caso del delito electoral” por gastos en beneficio propio con dinero electoral “como en la administración desleal”, ya que ambos “ordenaron el pago”.

TE PODRÍA INTERESAR