Exguerrilleros de las FARC confiesan atroces violaciones de DDHH

Exguerrilleros de las FARC confesaron atroces violaciones de DDHH

Las interpelaciones realizadas por la JEP han traído controversias, ya que muchos de estos guerrilleros no terminan pagando realmente por sus horrendos crímenes
Las Farc confiesan violación de derechos humanos durante secuestros
En rueda de prensa, Pastor Alape y Julián Gallo, hablando en nombre de los ocho excomandantes de las FARC entregaron a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) sus respuestas al escrito de hechos y conductas sobre el denominado Caso 01, referido a la toma de rehenes.

Haciendo un recuento del caso, tenemos que la JEP imputó el pasado 28 de enero a ocho miembros del antiguo secretariado por crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra dentro de este Caso 1. Estos imputados son: Rodrigo Londoño, alias Timochenko; Pablo Catatumbo, Julián Gallo, Pastor Alape, Rodrigo Granda, Joaquín Gómez, Jaime Alberto Parra y Juan Hermilo Cabrera, quien destacó en las noticias del viernes pasado al ser asesinado en el Cauca.

Según las FARC no tuvieron política de maltrato a secuestrados

Los excomandantes aceptan que como una escalada de violencia, una cosa llevó a la otra, primero comenzaron con el hecho en sí mismo del secuestro y luego expresan que no fue una política el tema del maltrato a los secuestrados.

Reconocemos que cometimos graves transgresiones al derecho internacional humanitario» con el delito del secuestro, dijo Pastor Alape, exmiembro de las extintas FARC.

Es importante destacar que dentro de estas investigaciones realizadas por la JEP hay acreditadas 2.107 víctimas de secuestros y crímenes derivados, primordialmente entre 1993 y 2012.

Estamos reconociendo que una serie de situaciones no fueron de conocimiento del mando, pero a pesar de eso estamos asumiendo esa responsabilidad», agregó Alape.

Exguerrilleros aceptan los hechos

Según el proceso planteado por la justicia colombiana, los exintegrantes de las FARC enfrentan una sanción de 5 a 8 años, que incluye una restricción efectiva de la libertad en un establecimiento no carcelario, que podría ser en granjas agrícolas o en sitios que establezcan como residencia.

También podrían enfrentar de 2 a 5 años si el culpable no tuvo una participación determinante en el delito y hasta 20 años de cárcel para quienes sean hallados responsables de secuestro y sus atroces maltratos.

El documento que radicamos hoy ante la Sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad de la Jurisdicción Especial para la Paz contiene la reafirmación de nuestro reconocimiento de responsabilidad frente a los secuestros ocurridos a cargo de las extintas FARC-EP durante el conflicto armado. Este reconocimiento incluye la aceptación de los hechos y conductas descritos en el auto”, dijo Gallo.