Evo Morales: el expresidente boliviano que ha sido acusado por terrorismo

Evo Morales: el expresidente boliviano que ha sido acusado por terrorismo, estupro y trata de personas

Evo Morales posee un historial de procesos legales, algunos aún en curso y otros ya inexistentes gracias a su poder político
Evo Morales ha sido acusado en múltiples ocasiones

El líder cocalero, Evo Morales, no es ajeno a los juicios, ya que en su historia como líder del partido Movimiento al Socialismo (MAS), ha recibido una serie de acusaciones en los tribunales bolivianos.

Evo, como comúnmente se le conoce,  llegó al poder en 2006 sobre una plataforma política de cultivadores de coca y se convirtió en el primer presidente indígena en ocupar la presidencia de Bolivia, hoy junto al presidente Luis Arce, son las cabezas visibles de una serie de acusaciones que se le hacen a la expresidenta Jeanine Áñez.

Algunas de esas causas aún se mantienen en estrados de las cortes del país, otras no presentan avances importantes y un par, posiblemente las más altisonantes, han sido rechazadas después de la elección del actual presidente Luis Arce, por supuestos errores en los procedimientos y violaciones de sus derechos.

Terrorismo y sedición en medio de la convulsión

Esta fue una de las primeras acusaciones que se abrió contra el ex jefe de Estado tras su renuncia el 10 de noviembre de 2019 bajo un supuesto “Golpe de Estado” que hoy esgrimen en contra de la expresidenta Jeanine Áñez.

En la imputación, emitida por la Comisión de Fiscales Anticorrupción, se inscribe que Morales coordinó con el dirigente cocalero Faustino Yucra el bloqueo de alimentos y cerco a ciudades durante los conflictos de noviembre de 2019.

Un audio es la principal prueba, en el que supuestamente Morales para ese momento exiliado en México, pedía a Faustino Yucra, detener el ingreso de alimentos y organizar bloqueos de carreteras en Bolivia.

De acuerdo con el Instituto de Investigaciones Técnico Científicas de la Universidad Policial, el exmandatario llamó por teléfono a Yucra desde la ciudad de México para dar la orden.

En dicho reporte consta que las llamadas entre Morales y Yucra se dieron al menos en dos ocasiones más, en un intervalo del 12 y al 17 de noviembre de 2019.

Hermano, que no entre comida a las ciudades. Vamos a bloquear, cerco de verdad”, se escucha presuntamente a Evo Morales decir a Yucra en una conversación con fecha 14 de noviembre de 2019.

Dicha comunicación fue revelada gracias a un video encontrado en el celular del hijo de Yucra.

Por otro lado, el resultado de la pericia en audiología forense relacionado al audio Morales – Yucra, que se solicitó al Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) del Ministerio Público de Colombia, tiene como resultado que las muestras tienen una alta probabilidad de identificación de la voz del señor Evo Morales Ayma.

A Evo se le dictó una orden de aprehensión internacional que tuvo al menos dos rechazos de la Interpol, por considerar los tipos penales de terrorismo y sedición con tintes políticos.

El lunes 26 de octubre de 2020, la Justicia boliviana dictaminó la anulación de la orden de captura que pesaba en su contra desde el 18 de diciembre de 2019 por delitos de terrorismo.

El fraude electoral de 2019 denunciado por la Fiscalía

 La Fiscalía General de Bolivia denunció de oficio el fraude electoral, el mismo día de la renuncia de Morales a la Presidencia del país, según su tesis de un “Golpe de Estado” para impedir que asumiera un cuarto mandato consecutivo tras haber sido declarado vencedor en las elecciones de octubre de 2019, luego anuladas por fraude electoral.

Genocidio y delitos contra la salud

Las acusaciones fueron por genocidio, terrorismo y delitos contra la salud para Evo Morales, el ahora presidente electo Luis Arce, el vicepresidente electo David Choquehuanca y otros dirigentes del MAS por la promoción de protestas sociales y bloqueos de caminos, cuando Bolivia atravesaba la peor etapa de la pandemia, que exigían la celebración inmediata de elecciones.

Esto sirvió también para que el Gobierno Interino de Bolivia, a través de la Procuraduría del Estado, presentara una denuncia ante la Corte Penal Internacional contra Morales por «actos inhumanos» y su influencia en la muerte de alrededor de cuarenta pacientes que no pudieron recibir atención médica mientras duraron las protestas.

Esta denuncia ha sido recientemente desestimada por la Fiscalía alegando defectos en los procedimientos.

Estupro, abuso sexual y trata de personas

Gabriela Zapata, la joven exnovia de Evo Morales (Foto: El Boliviano)

Este ha sido uno de los procesos judiciales al margen de la política más controversiales  presentados por el Ministerio de Justicia contra Evo Morales, al tratarse de supuesto estupro y trata y tráfico de personas.

Según reseña El País Internacional, “su primera derrota electoral como presidente, la del referéndum de 2016 en el que buscaba la reelección, también estuvo relacionada con una de esas polémicas, después de que se revelara su relación con Gabriela Zapata, una joven que llegó a ser gerente comercial en Bolivia de una empresa china que logró varios contratos de obras públicas en el país.

La mujer, que actualmente cumple una condena por enriquecimiento ilícito, fue novia de Morales a sus 19 años, según confesó el propio expresidente. Sus críticos entonces también adujeron que la relación había comenzado tres años antes, cuando ella era menor de edad.”

“El abogado Gustavo Camacho Pérez, doctor en Derecho Penal y Constitucional, cree que hacer un análisis sobre Evo Morales como posible autor del delito del que se le acusa ahora sería irresponsable sin conocer los pormenores. Pero cree que hay elementos que sugieren el contexto de una posible seducción. El poder social, el poder político y económico y la fama seguro tienen efectos sobre la víctima”, afirma.

Un jefe de Estado llama la atención de toda persona, niños, jóvenes y adultos.”, dice tratando de justificar este hecho, el abogado.

Las acusaciones del Gobierno interino de Bolivia contra el expresidente Evo Morales pasaron de terrorismo y sedición a otras sobre su vida sexual.

“Después de que prácticamente toda Bolivia había visto el rostro de la joven, el Gobierno de Jeanine Áñez presentó una demanda contra el expresidente por estupro, abuso sexual y trata de personas.»

Una acusación nada verde

Esta acción fue anunciada por el Gobierno interino en septiembre 2020 cuando Bolivia sufría, por segundo año consecutivo, grandes incendios forestales en varias regiones.

La denuncia que se anunció fue la de un «juicio de responsabilidades» contra Morales y sus ministros por aprobar durante su gestión un decreto que permitía las quemas con fines agrícolas y que el año pasado provocó la quema de alrededor de cinco millones de hectáreas con efectos sobre la fauna y flora.

El fuego forestal ha parado pero las llamas políticas están arrasando con un sistema político que enfrenta una gran prueba ¿quién apagará el fuego en Bolivia?